Compost: ¿Como producirlo?, ¿Que materiales utilizo?, apariencia, compost doméstico…

compost

El compost es un proceso biológico aeróbico y de recuperación de materiales orgánicos, es decir: subproductos de la agricultura , la biomasa , residuos origen orgánicos domésticos, entre otros.

El producto obtenido es de aspecto terroso, libre de olores, estabilizado e higiénico, como un suelo rico en compuestos húmicos y minerales.

El compostaje se puede hacer en compostadores a la escala de un hogar, o a mayor escala, se puede practicar en parcelas de tierras agrícolas para convertir el estiércol, o en plataformas para convertir desechos domésticos y desechos de biomasa.

El compostaje puede ser una forma de tratar la totalidad o parte de los residuos biológicos de las ciudades.

Agentes que producen la descomposición:

Los agentes que producen la descomposición pueden ser microscópicos o macroscópicos. Estos son indispensables para el proceso del compostaje.

Los lugares para llevar a cabo este proceso normalmente son pilas o silos y tienen el objetivo de propiciar un entorno adecuado para el ecosistema de descomposición.

Éste entorno no solo mantiene a los agentes de la descomposición, sino también a otros que se alimentan de ellos y los residuos de todos ellos pasan a formar parte del compost.

Los agentes microscópicos son las bacterias y otros microorganismos (hongos, actinomicetos, algas, virus y protozoos), por ejemplo:

• Bacterias: de tamaños y formas variables, a menudo filamentosas, están presentes en los desechos orgánicos desde el comienzo del proceso.

Permanecen activos durante todo el compostaje y especialmente a altas temperaturas.

• Hongos actúan sobre materiales que son resistentes a las bacterias.

Pero ellos no sobreviven más allá de 50 °C.

Se encuentran principalmente en las afueras del compost donde la temperatura es más fría.

Ellos son los únicos que pueden trabajar en el compost más seco.

• Actinomicetos actúan más tarde que las bacterias y los hongos, y se multiplican con menos rapidez.

Se especializan en estructuras más fuertes como los componentes de la madera.

Los macroscópicos son las lombrices de tierra, hormigas, caracoles, babosas, milpiés, cochinillas, etc, que consumen y degradan la materia orgánica.

¿Cuáles materiales se pueden utilizar para el compost?

Cualquier material biodegradable podría transformarse en compost una vez transcurrido el tiempo suficiente para cada uno de ellos.

Los materiales de rápida descomposición pueden ser las hojas frescas, recortes de césped seco, estiércol de animales (corral), y malezas jóvenes.

Aquellos de lenta descomposición son: restos de frutas y verduras, hierba vieja, estiércoles pajizos (caballos, vacas, burros), flores viejas y plantas de macetas, así como animales herbívoros.

Los materiales de muy lenta descomposición son, por ejemplo, las ramas podadas, el aserrín y virutas de maderas no tratadas, cáscaras de huevos y frutos secos y huesos de frutos (durazno, aguacate, otros)

Los materiales que no se deben utilizar son las carnes y el pescado, así como los productos derivados de la leche, aquellos que contengan levaduras y grasas, heces de perros y gatos, entre otros.

Apariencia y calidad del Compost

La maduración del compost se puede identificar por:

El compost maduro parece tierra para macetas: tiene el color oscuro, la textura ligera; ya no reconocemos el desperdicio que se usó para construirlo. Su olor es normalmente agradable (olor a humus).
Un compost inmaduro es de color marrón claro o verdoso: el olor es a menudo el de la col, la patata o la cebolla.

Todavía contiene pedazos de hojas, pedazos de peladuras, porque no se ha degradado por completo.

Si el compost inmaduro parece estar estancado, es importante volver a mezclarlo para acelerar el proceso de compostaje.

Si es necesario, debe humedecerse mientras se mezcla.

De hecho, son los macro-organismos (principalmente los gusanos de compost) los que terminan la maduración.

Si su entorno es demasiado seco, abandonan o se mueren.

Es importante que el compost esté listo para usarlo.

Porque un compost inmaduro solo se puede usar al pie de árboles maduros, pero no en el jardín, árboles jóvenes o arbustos, podría “quemar o dañar” plantas jóvenes.

Compost doméstico

El compostaje doméstico se hace simplemente en montones, o en compostadores.
Puede convertir la mayor parte de los residuos biodegradables de los hogares, o alrededor del 30% de los residuos domésticos: *Desperdicios de comida (cáscaras de huevo o nueces trituradas)
*Residuos de jardín (hierba cortada, hojas, ramas delgadas , paja), papel, cartón y madera (sin tratar).

Las proporciones de los diferentes materiales incorporados deben ser capaces de mantener un entorno aeróbico para el compostaje.

Por lo tanto, un equilibrio debe encontrarse entre materiales secos y estructurales (madera, hojas) y materiales húmedos.

Para asegurar un proceso de compostaje de calidad, se debe agitar (utilizando un tenedor, por ejemplo) montón de compost regularmente para introducir oxígeno allí.

  • Producción: ejemplo, 3kg de residuos compostables producen alrededor de 1kg de compost.
  • Volumen: la reducción del volumen de la pila sigue las mismas proporciones, ésta pérdida de volumen comienza en los primeros días después de la acumulación.

Ésto se atribuye a la compactación bajo el peso propio del compost y la pérdida de estructura del material.

La transformación del material carbonoso en forma de CO 2 volátiles y la evaporación del agua son otras causas de la pérdida de volumen.

  • Composición ideal:

Formación de compost (principios): marrón + verde + agua + aire + macroorganismos + microorganismos = compost.

El éxito del compost requiere la presencia de dos tipos de desechos fermentables: desechos de carbono o desechos secos y residuos nitrogenados o desechos húmedos.

  • Factores que influyen en el tiempo de procesamiento:

El proceso de compostaje y su duración varían según varios factores, tales como: la temperatura, humedad, el contenido de oxígeno, tamaño de partícula, la relación carbono / nitrógeno de los residuos, la mezcla.

  • Nivel descriptivo de descomposición: mientras más rigurosos sean estos controles, más rápido será el proceso.

La duración varía de acuerdo con el nivel de descomposición deseado para el producto terminado.

  • Duración del proceso:

Un producto inmaduro requiere solo un mes de preparación.

Mientras que un compost maduro puede requerir de seis meses a un año de secado.

  • Mezcla y aireación:

Es importante airear y homogeneizar el compost, promover la descomposición o evitar la descomposición.

Esta operación se puede realizar por medio de una horquilla o varillas de aireación dedicadas para este fin a escala industrial.

  • Activación del compostaje:

Controlar la temperatura de la pila con un termómetro de capas permite observar la evolución de la temperatura en el corazón del compost.

La temperatura confirma la actividad que reina allí. Si la temperatura es demasiado alta, es útil airear el compost.

Por otro lado, si es demasiado bajo, es útil agregar materia orgánica fresca (cáscaras de verduras, pasto cortado, etc)

Y si es necesario, el activador de compost para revitalizar la actividad de la bacteria.

 

Unete a nuestro boletin para mantenerte informado y RECIBE UN LIBRO PDF SOBRE ENERGÍAS RENOVABLES GRATIS!!!

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies