Entradas

“Ion Drive”: avión de prueba que voló sin partes móviles, en silencio y sin combustibles.

avion

Desde el primer vuelo de un avión hace más de 100 años, los aviones han sido propulsados ​​utilizando superficies en movimiento como hélices y turbinas. Y la mayoría han sido propulsados ​​por combustibles fósiles.

Este avión de prueba “ion drive”, voló sin partes móviles, en silencio y sin emisiones con éxito por primera vez.

La tecnología que probó la utilidad del viento iónico, fue una idea originalmente propuesta por Robert Goddard en 1906 y Konstantin Tsiolkovsky en 1911.

Compartimos contigo nuestro episodio de podcast sobre el articulo

 

Más de un siglo después que se realizar el primer vuelo en Estados Unidos por los hermanos Wright en 1903, un equipo de investigadores del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) ha hecho historia tras la exitosa prueba de un avión llamado ‘ion drive’.

Usando la tecnología de impulsión de iones, un simple avión realizó su primer vuelo en un gimnasio del MIT durante solo 12 segundos, pero el viaje fue un gran salto para un nuevo método de vuelo.

El inicio fue de volar un avión de ala fija con una envergadura de casi cinco metros y demostrar un vuelo de nivel estable.

El avión de prueba de envergadura de 16 pies no hizo más ruido que el flujo de aire alrededor de sus alas cuando los investigadores notaron el éxito del innovador experimento.

Al no utilizar una hélice ni una turbina, la embarcación funciona con moléculas de aire sobrealimentadas eléctricamente que se mueven de adelante hacia atrás; Un ‘plano de estado sólido’, según los informes.

avion

“Este nivel de rendimiento sugirió que el vuelo de nivel estable de una aeronave no tripulada de ala fija podría ser factible, pero al límite de lo que es tecnológicamente posible utilizando los materiales actuales y la tecnología de electrónica de potencia”, señalaron los investigadores del MIT.

Dado que ninguna pieza móvil alimenta un motor que quema combustible fósil, la nueva tecnología podría revolucionar la lucha contra las emisiones de gases de efecto invernadero.

Mitigando, además, algunos de los peores efectos del calentamiento global provocado por el cambio climático inducido por el hombre.

El MIT, ha utilizado una nueva forma de alimentar un avión con la ciencia de la electroaerodinámica.

La electroaerodinámica, en la que las fuerzas eléctricas aceleran los iones en un fluido, se ha propuesto como un método alternativo para propulsar aviones.

En el estudio demostraron que un sistema de propulsión de estado sólido puede sostener el vuelo motorizado, diseñando y volando un avión más pesado que el aire propulsado electroaerodinámicamente.

avion

El avión voló alrededor de 181 pies (55m), viajando a unas 11 millas por hora (17km/h).

Steven Barrett, diseñador del prototipo agregó que los aviones no deberían tener turbinas ni hélices.

Sino que debería ser más como lo que ves en Star Trek, con una especie de brillo azul y algo que se desliza silenciosamente a través del aire.

El avión simple se alimenta mediante un sistema desde el frente hasta atrás de electrodos paralelos que consta de un cable muy delgado, pero que produce una carga de +20,000 voltios en la parte delantera.

El aire que rodea el dispositivo se sobrecarga rápidamente y los iones de nitrógeno y oxígeno cargados negativamente se separan por la fuerza.

En la parte trasera de la aeronave, los aerodeslizadores calibrados a -20,000 voltios extraen esos iones, que se mueven de positivo a negativo.

Y el flujo de iones se arrastra a lo largo de las partículas de aire, formando el llamado viento iónico que le da al dispositivo la sustentación necesaria para volar.

Todas las baterías y sistemas de alimentación, incluido un convertidor de potencia ultraligero de alto voltaje (40 kilovoltios) desarrollado específicamente, se llevaron a bordo.

El peso del avión es de 2,45 kilogramos, y ha sido pieza clave para que el vuelo se llevase a cabo.

Se demostró que las limitaciones convencionalmente aceptadas en relación de empuje a potencia y densidad de empuje, ahora son superables.

Ya que, anteriormente se pensaba que hacían inviable la electroaerodinámica como método de propulsión de un avión.

Abriendo posibilidades para aeronaves y dispositivos que son más silenciosos, mecánicamente más simples y no emiten emisiones de combustión.

Mientras que la primera nave impulsada por iones ha volado solo unas pocas decenas de metros, se predice que la eficiencia de la tecnología aumentará la velocidad y la potencia.

Y sobre todo que los humanos puedan viajar en este tipo de avión.

El equipo de MIT ha hecho algo que nunca antes la humanidad podría pensar que sería posible, al usar gas ionizado acelerado para impulsar un avión.

El prototipo actual podría posiblemente ampliarse en “una cantidad significativa” pero se advirtió sobre los límites en la propulsión.

Aunque se desconoce si se pueda realizar; Barret declaró que intentaran escalar lo más posible.

 

Así como este avión, día tras día siguen surgiendo nuevas ideas, y se espera que continúen desarrollándose muchas mas.

Aquí te presentamos también un ejemplo del Avión solar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies