Entradas

Parche de Basura del Pacífico: Contaminación Marina.

gran parche de basura del pacífico

El gran parche de basura del pacifico, es un ejemplo excepcional de contaminación marina. Es la zona de acumulación de plástico y basura en alta mar de los océanos del mundo. Es la mayor de las zonas y se encuentra a medio camino, es decir entre Hawai y California.

Esta zona es un giro de partículas de desechos marinos, donde básicamente se recolecta y flota desechos plásticos provenientes de Asia, desde seis fuentes primarias: China, Indonesia, Filipinas, Vietnam, Sri Lanka y Tailandia.

Compartimos contigo nuestro episodio de podcast sobre el articulo

 

gran parche de basura del pacífico

Los plásticos, lodos químicos y otros desechos que forman el gran parche de basura del pacifico son transportados por corrientes convergentes. De hecho, se estima que entre 1.15 y 2.41 millones de toneladas de plásticos ingresan al océano.

Bastante alarmante, pues la mitad de esta cantidad es un plástico menos denso que el agua, por lo que no se hunde una vez que se encuentren en el mar, persistiendo en la superficie a medida que avanza a mar adentro.

La investigación en relación al gran parche de basura del pacifico fue publicada en 1988 por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA). Y fue desarrollada por investigadores de Alaska, quienes midieron el plástico en el Océano Pacífico Norte.

El estudio reveló concentraciones relativamente altas de desechos marinos que se acumulan en regiones gobernadas por corrientes oceánicas y plantearon la hipótesis de que en condiciones similares ocurrirían en otras partes del Pacífico donde las corrientes prevalecientes eran favorables a la creación de aguas relativamente estables.

Tamaño del gran parche de basura del Pacifico:

El área del gran parche de basura del pacifico cubre una superficie estimada de 1.6 millones de kilómetros cuadrados, un área considerada dos veces más grande que Texas o incluso tres veces más grande que Francia.

Esta dimensión se estimó luego de realizar una investigación de muestreo en diferentes lugares, pero dentro del mismo periodo de tiempo. El cual consistía en la utilización de una flota de 30 barcos, 652 redes de superficie y dos vuelos sobre el parche para reunir imágenes aéreas de los escombros.

Concentración:

Los niveles de concentración del centro contienen la densidad más alta, alcanzando 100s de kg/km², mientras que disminuyen a 10 kg/km² en la región más externa.

Estos resultados demuestran que la contaminación plástica en el mar, está distribuida densamente dentro del parche, se dispersa y no forma una masa sólida, poniendo en evidencia así el concepto de isla de basura.

¿Qué tipos de plásticos podemos hallar en el Gran parche de Basura del Pacifico?

De acuerdo a la recolección realizada por Theoceancleanup, la mayoría de los plásticos recuperados estaban elaborados de polietileno rígido o duro o a su vez de polipropileno, redes de pesca, entre otros, variando en tamaño y clasificándose en 4 clases:

– Microplásticos (0,05 – 0,5 cm)
– Mesoplásticos (0,5 – 5 cm)
– Macroplásticos (5 – 50 cm)
– Megaplásticos (nada por encima de 50 cm)

De hecho, un equipo de voluntarios clasificó el plástico que recolectaron, obteniendo los siguientes resultados.

– Tipo H: plástico duro, lámina o película de plástico;
– Tipo N: Líneas de plástico, cuerdas y redes de pesca;
– Tipo P: Plásticos de preproducción (cilindros, esferas o discos);
– Tipo F: Fragmentos de materiales espumados.

gran parche de basura del pacíficogran parche de basura del pacífico

Riesgos para la vida Humana y Marina:

La contaminación plástica en el Gran Parche de Basura del Pacífico no solo puede desencadenar riesgos para la seguridad y la salud de los animales marinos, sino que también tiene implicaciones económicas y de salud para los seres humanos.

 Marina:

  • Debido a su tamaño y color, los animales confunden el plástico con el alimento, causando desnutrición; plantea riesgos de enredo y amenaza su comportamiento general, su salud y su existencia.
  • Los estudios han demostrado que alrededor de 700 especies han encontrado desechos marinos, y el 92% de estas interacciones son con plástico.
  • El 17% de las especies afectadas por el plástico se encuentran en la Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza).

Humana:

  • Una vez que el plástico ingresa a la red alimentaria marina, existe la posibilidad de que también contamine la cadena alimentaria humana, es decir, mediante el proceso llamado bioacumulación, los químicos en los plásticos que son ingeridos por los animales marinos pueden pasar al ser humano si éste se alimenta con éstos animales.
  • Las Naciones Unidas informaron que el daño ambiental aproximado causado por el plástico a los ecosistemas marinos representa 13 mil millones de dólares. Esta cifra incluye el costo de la limpieza de playas y la pérdida financiera incurrida por la pesca.

 

La finalidad de hacerte llegar esta información es con el fin de crear conciencia en las personas, a pesar de todos los esfuerzos que se han hecho para disminuir este gran parche, si las industrias y los consumidores no contribuyen, el esfuerzo será en vano.

Incentivemos el reciclaje, instruyámonos más con información y técnicas para poder aplicarlo y llevemos estos datos alarmantes a las comunidades y allegados, que por muy pequeño o grande que consideres tu acción, definitivamente el planeta te lo agradecerá.

El Gran Parche de Basura del Pacífico, también conocido como el vórtice de basura del Pacífico , abarca aguas desde la costa oeste de América del Norte hasta Japón.

El parche en realidad se compone del parche de basura occidental, ubicado cerca de Japón, y el parche de basura oriental, ubicado entre los estados de Hawai y California.

Estas áreas de escombros giratorios están unidas por la Zona de Convergencia Subtropical del Pacífico Norte , ubicada a unos cientos de kilómetros al norte de Hawai.

Esta zona de convergencia es donde el agua tibia del Pacífico Sur se encuentra con agua más fría del Ártico . La zona actúa como una carretera que mueve los escombros de un parche a otro.

Todo el Gran Parche de Basura del Pacífico está delimitado por el giro subtropical del Pacífico Norte. La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica

Sin embargo, cada vez más, también se refiere al parche de basura / un vórtice de desechos plásticos y escombros descompuestos en pequeñas partículas en el océano.

El giro subtropical del Pacífico norte está formado por cuatro corrientes que giran en sentido horario alrededor de un área de 20 millones de kilómetros cuadrados (7,7 millones de millas cuadradas): la corriente de California , la corriente ecuatorial del norte, la corriente de Kuroshio y la corriente del Pacífico norte.

El área en el centro de un giro tiende a ser muy tranquila y estable . El movimiento circular del giro dibuja escombros en este centro estable, donde queda atrapado.

Una botella de agua de plástico desechada frente a la costa de California, por ejemplo, lleva la corriente de California al sur hacia México.

Allí, puede atrapar la corriente ecuatorial del norte, que cruza el vasto Pacífico. Cerca de la costa de Japón, la botella puede viajar hacia el norte en la poderosa corriente de Kuroshio. Finalmente, la botella viaja hacia el oeste en la corriente del Pacífico Norte.

Los vórtices suavemente rodantes de los parches de basura orientales y occidentales atraen gradualmente la botella.

Para muchas personas, la idea de un “parche de basura” evoca imágenes de una isla de basura flotando en el océano.

En realidad, estos parches están compuestos casi en su totalidad por pequeños trozos de plástico, llamados microplásticos.

Los microplásticos no siempre se pueden ver a simple vista. Incluso las imágenes satelitales no muestran un parche gigante de basura.

Los microplásticos del Gran Parche de Basura del Pacífico simplemente pueden hacer que el agua se vea como una sopa turbia. Esta sopa se entremezcla con elementos más grandes, como artes de pesca y zapatos.

El fondo marino debajo del Gran Parche de Basura del Pacífico también puede ser un montón de basura submarina.

Los oceanógrafos y ecologistas descubrieron recientemente que alrededor del 70% de los desechos marinos en realidad se hunden en el fondo del océano.

Si bien los oceanógrafos y climatólogos predijeron la existencia del Gran Parche de Basura del Pacífico, fue un capitán de barco de carreras llamado Charles Moore quien descubrió el vórtice de la basura.

Moore navegaba de Hawai a California después de competir en una carrera de yates . Al cruzar el giro subtropical del Pacífico Norte, Moore y su tripulación notaron millones de piezas de plástico que rodeaban su navío.

cerca de del 54 % de los escombros en el Gran Parche de Basura del Pacífico proviene de actividades terrestres en América del Norte y Asia.

El 20 por ciento restante de los escombros en el Gran Parche de Basura del Pacífico proviene de navegantes, plataformas petroleras en alta mar y grandes buques de carga que arrojan o pierden escombros directamente en el agua.

La mayoría de estos desechos, unas 705,000 toneladas, son redes de pesca.

Los artículos más inusuales, como monitores de computadora y LEGO, provienen de contenedores de envío caídos.

Los desechos marinos pueden ser muy dañinos para la vida marina en el giro. Por ejemplo, boba mar tortugas a menudo confunden las bolsas de plástico para jaleas, su alimento favorito.

Los albatros confunden los gránulos de resina plástica con huevos de pescado y los alimentan a los pollitos, que mueren de hambre o órganos rotos.

En el océano, el sol descompone estos plásticos en piezas cada vez más pequeñas, un proceso conocido como fotodegradación.

La mayoría de estos desechos provienen de bolsas de plástico, tapas de botellas, botellas de agua de plástico y vasos de espuma de poliestireno.

Las focas y otros mamíferos marinos están especialmente en riesgo.

Pueden enredarse en redes de pesca de plástico abandonadas, que se descartan en gran medida debido a las inclemencias del tiempo y la pesca ilegal.

Las focas y otros mamíferos a menudo se ahogan en estas redes olvidadas, un fenómeno conocido como ” pesca fantasma “.

Los desechos marinos también pueden alterar las redes alimentarias marinas en el giro subtropical del Pacífico Norte.

A medida que los microplásticos y otras basuras se acumulan en o cerca de la superficie del océano, impiden que la luz solar llegue al plancton y las algas debajo. Las algas y el plancton son los autótrofos o productores más comunes en la red alimentaria marina.

Los autótrofos son organismos que pueden producir sus propios nutrientes a partir del carbono y la luz solar.

Si las sociedades de algas y plancton se encuentran desafiadas, toda la red alimentaria puede transformarse.

Los animales que se alimentan de algas y plancton, como los peces y las tortugas, tendrán menos alimento.

Si las poblaciones de esos animales disminuyen , habrá menos alimento para los depredadores del ápice, como el atún, los tiburones y las ballenas.

Finalmente, los mariscos se vuelven menos disponibles y más caros para las personas.

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link Telegram y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en
Facebook
Twitter
Linkedin

Instagram

Pinterest

¡SamurAI clasifica los objetos reciclables más rápido que los humanos!

samurai

SamurAI, es una innovación robótica desarrollada por Machinex,  para clasificar objetos mucho más rápido que los humanos.

Evidentemente nuestro planeta se enfrenta a un grave problema de contaminación, debido a la creciente población y por ende la rápida urbanización, las personas están generando una gran cantidad de residuos, y uno de los principales es el plástico.

El mundo produjo 448 millones de toneladas de residuos plásticos para el año 2015, ¿tienen idea de cuanto territorio puede abarcar esa cantidad?

No es un secreto para nadie que la mayor parte de ese desperdicio termina en los océanos y como ciudadanos comunes que queremos un planeta más sostenible, debemos aumentar nuestros esfuerzos de reciclaje.

Compartimos contigo nuestro episodio de podcast sobre el articulo:

 

¡SamurAI: La tecnología está aquí para ayudarnos afortunadamente!

Actualmente, a través de soluciones robóticas innovadoras el reciclaje se hace lo más eficiente posible y mantiene los residuos fuera del medio ambiente.

Tal es el caso de SamurAI, el robot fue exhibido en la conferencia Waste Expo en Las Vegas a principios del año 2018.

Este robot de clasificación hace uso de la inteligencia artificial (AI) para identificar objetos en una cinta transportadora.

Es decir, puede reconocer materiales reciclables como cartones, botellas y recipientes de plástico. Luego que el robot identifica el objeto, utiliza una ventosa para recogerlo y colocarlo en el recipiente correcto.

SamurAI es más eficiente en comparación con los trabajadores humanos, ya que, la recolección manual normalmente implica 35 selecciones por minuto, mientras que este robot puede realizar hasta 70 selecciones por minuto, lo que reduce significativamente los costos operativos y mejora la productividad general.

Algunas empresas de reciclaje ya han reconocido el potencial de SamurAI.

Uno de los ejemplos es la empresa “Lakeshore Recycling Systems”, que es la compañía de reciclaje más grande de Illinois.

Esta empresa ya ha instalado este robot inteligente en su planta de reciclaje ubicada en Forest View, Illinois.

El SamurAI, que reemplaza a dos trabajadores humanos, podría ahorrarle a la compañía entre $ 120,000 y $ 130,000 por año.

Alan T. Handley, CEO de la compañía, explica que SamurAI ayudará a la empresa a “contribuir más para preservar la Tierra y proporcionar soluciones de reciclaje y desechos innovadores y ambientalmente responsables”.

Otros robot que reciclan por los humanos.

  • TrashBot:

El reciclaje es importante, pero no todos somos buenos en eso; el 75% de los residuos producidos por los consumidores de Estados Unidos, es reciclable, pero solo el 30% se recicla.

Además, nueve de cada diez personas reciclarían si el proceso fuera aún más fácil. El problema es que los consumidores no siempre están seguros de lo que se puede y no se puede reciclar. Otro problema es depositar artículos en los contenedores de reciclaje incorrectos. Esto no solo toma tiempo para separarse en una planta de reciclaje, sino que también puede contaminar otros artículos en el mismo contenedor.

Tales problemas alentaron a la startup CleanRobotics con sede en Pittsburgh a desarrollar TrashBot.

TrashBot es un sistema de bote de basura robótico que utiliza AI. Una vez que alguien arroja un objeto al contenedor, el sistema aprovechará el poder de los sensores y el aprendizaje automático para identificar el tipo de objeto.

También lo pesará, drenará cualquier líquido y lo colocará en el recipiente correcto, mientras proporciona el 90% de precisión.

TrashBot es perfecto para ubicaciones más grandes y de alto tráfico que producen una gran cantidad de residuos, como centros comerciales, estadios y aeropuertos.

En el futuro, CleanRobotics planea agregar LED al sistema para que el usuario sepa si el artículo que tiró es reciclable.

  • Bin-e

¿Podría Bin-e resolver el problema de los residuos en Europa?

Una innovación similar fue desarrollada por una startup de tecnología polaca llamada Bin-e.

El equipo de Bin-e creó un bote de basura robótico diseñado para reconocer y clasificar la basura según su categoría.

El bote de basura inteligente Bin-e está equipado con una cámara y sensores, y se basa en el aprendizaje automático para detectar e identificar los desechos que se arrojan en él.

Después de que reconozca el objeto, lo dirigirá a la cámara correcta.

Cuando las cámaras estén llenas, notificará al equipo de mantenimiento que lleve la basura a la planta de reciclaje.

Cada vez que alguien arroja un artículo a la papelera, su sistema informático recopilará información como la marca y la cantidad de artículos y los datos se cargarán automáticamente en la nube.

El equipo de Bin-e cree que su innovación podría reducir el problema de los residuos en Europa, ya que de los 213 millones de toneladas de residuos que se producen cada año en Europa, solo el 30% se recicla.

Bin-e podría marcar la diferencia, y estará disponible en Polonia y Alemania, después de lo cual también se lanzará a otros mercados, incluidos los Países Bajos y el Reino Unido.

Actualmente, muchos sectores están aprovechando el poder de los robots.

Ésto, con la intención de que realicen el trabajo tedioso que les tomaría a los humanos mucho más tiempo terminar, por lo que la industria del reciclaje no es una excepción.

Gracias a los avances en IA, los robots de reciclaje pueden clasificar los objetos más eficientemente que los humanos.

Aunque esta tecnología aún está en sus comienzos, no debemos subestimar el poder que puede alcanzar y la magnitud de su impacto en la industria del reciclaje; esperamos que los avances tecnológicos en este sector continúen creciendo.

 

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link Telegram y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en
Facebook
Twitter
Linkedin

Instagram

Pinterest