Entradas

Biomasa Forestal

Biomasa Forestal

Castilla La Mancha actualmente se encuentra en una experiencia con un importante repunte en la utilización de una herramienta con una Estrategia de Biomasa Forestal la cual, todavía está en desarrollo, y ya va por su primera fase, se encuentra a la espera de la aprobación de la nueva Ley regional de Economía Circular.

Esta herramienta está formada por productos que son obtenidos por fotosíntesis y que al ser transformados se convierten en combustible útil.

Compartimos contigo nuestro episodio de podcast sobre el articulo

 

Según los datos desagregados por autonomías del Informe Anual del Observatorio de la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom), casi 24.000 estufas y calderas de biomasa de alta eficiencia funcionaban en Castilla La Mancha a finales de 2018, el 21,8% más que el año anterior, uno de los porcentajes de crecimiento más altos de España.

Los datos que arrojo el estudio reflejan también una amplia expansión a nivel económico en el sector. Así, este incremento de las instalaciones de biomasa forestal que están tecnológicamente avanzadas, las cuales suponen la incorporación de más de 4.300 hogares y edificios de uso colectivo, sitúan el volumen del negocio del sector en 71 millones de euros.

De igual manera, la fabricación y comercialización de los nuevos equipos, así como las tareas de mantenimiento y venta de biocombustibles sólidos, entre otras, generaron una actividad la cual le dará empleos a unas 794 personas en la comunidad autónoma.

Y en cuanto a la energía que es consumida por los equipos de biomasa forestal en Castilla , ascendió a unos 116,6 KTEP (1.000 toneladas equivalentes a petróleo), lo que permitió el ahorro de aproximadamente 136 millones de litros de gasóleo.

En el informe, los expertos también destacaron la relevancia de la contribución del sector a la estrategia de reducción de gases de efecto invernadero, ya que los 23.982 equipos de biomasa instalados en la comunidad autónoma lograron evitar la emisión de 360.528 toneladas de CO2, lo cual es similar a la contaminación que se puede llegar a producir durante un año 240.352 por turismo, el 15,9% de todo parque móvil regional.

Biomasa Forestal

Con respecto a los datos obtenidos a nivel nacional, según el informe del Observatorio de la Biomasa de Avebiom, el sector generó un negocio en toda España de 870 millones en 2018 (el 1,7% más), lo que permitió que se crearan unos 950 puestos nuevos de trabajo (el 11% más), hasta alcanzar la cifra de 9.600 personas empleadas.

Al cierre del ejercicio habían unas 298.400 instalaciones de calefacción alimentadas con biomasa en funcionamiento, lo cual es 53.480 más que el año anterior.

Javier Díaz, Presidente del colectivo opinó que, las labores que se derivan de la producción y comercialización de pellets, astilla, leña, huesos de aceituna y otros combustibles, se asientan sobre todo en el mundo rural, por lo que podemos afirmar que nuestro sector se erige claramente como eficaz antídoto contra la despoblación y el abandono de esas zonas en declive.

De hecho, las casi 300.000 instalaciones de calefacción que se encontraban operativas a finales del ejercicio evitaron la emisión de unos 4,1 millones de toneladas de CO2 en el año 2018, lo que significa que la biomasa de calefacción se ha podido consolidar como un instrumento indispensable en la estrategia nacional para reducir la emisión de gases de efecto invernadero, al igual que lo es también en Europa.

Como motivo de los diez años de actividad del Observatorio de la Biomasa en España, Avebiom va a presentar un informe sobre lo que ha sido la evolución del sector y su contribución a la lucha contra la emisión de gases de efecto invernadero los cuales son procedentes del uso de combustibles fósiles, como el gasóleo o el gas natural, que afectan de manera negativa al cambio climático.

La presentación se va a realizar en el marco de Expobiomasa 2019, cuya duodécima edición tendrá lugar del 24 al 26 de septiembre próximo en el recinto ferial de Valladolid.

Hace justo un año que el Diario Oficial de Castilla La Mancha publicó la aprobación definitiva de la Estrategia Regional de la Biomasa Forestal en esta comunidad autónoma.

Esto se refiere a una iniciativa pionera en el país en la que el Gobierno ha estado trabajando durante unos tres años con el objetivo de contribuir a la diversificación de la producción de energía a través de la biomasa forestal.

Con ello, pretende poder disminuir la dependencia que tienen actualmente respecto a productores externos procedentes de otras fuentes, principalmente de los combustibles fósiles importados.

Todo esto, consiste en una planificación la cual se estará implantando progresivamente en los próximos tres años, (ya lleva uno de desarrollo) y que prevé la creación de al menos unos 2.000 empleos y la reducción de hasta 14.000 toneladas de emisiones de CO2 a corto plazo.

Buscan que pueda lograrse un cambio de modelo energético, que sea menos dependiente de los combustibles fósiles aprovechando recursos que están disponibles en la región como la biomasa forestal

Por lo tanto, en la región actualmente hay una fuerte apuesta por este modelo energético, que aglutina varias fases y una compleja implantación.

Pero, de momento, ya se ha elaborado un mapa con siete zonas de interés en las cinco provincias para futuros centros logísticos de tratamiento, que contempla asimismo agrupaciones de montes y certificaciones forestales nuevas que otorguen rentabilidad a los proyectos.