Entradas

Resistirá la Red Eléctrica Comercial a la instalación de Paneles solares?

red Eléctrica comercial

Cada vez existen más tejados equipados con paneles solares. Buena parte de estos hogares siguen conectados a la red Eléctrica comercial para asegurar el suministro cuando la producción sea inferior a las necesidades. Al mismo tiempo, esta conexión implica que es posible verter a la red los excedentes de producción, por lo cual van a ser compensados.

Durante el día, si se produce demasiada electricidad, esta se inyecta en la red Eléctrica comercial, y por la noche, si la almacenada en las baterías (o si se carece de ellas) es insuficiente, es la red la que suministra al hogar.

Esa conexión entre el sistema de autoconsumo y la red eléctrica externa se vuelve pues esencial y conveniente, a menos que nuestra instalación se encuentre en un lugar remoto que carezca de acceso a ella.

red Eléctrica comercial

Pero el hecho de que en ciertos países los tejados se estén poblando de paneles solares y que se estén construyendo granjas solares cada vez mayores puede llegar a ocasionar un problema: ¿resistirá la red eléctrica comercial si de pronto una gran cantidad de elementos fotovoltaicos produce un exceso de electricidad y esta es vertida a ella? No es una dificultad poco relevante.

En un día especialmente soleado es posible que sobre mucha electricidad y que esta tenga que ser absorbida para que fluya por la red. Por tanto, dicha red debe estar construida para poder soportar cualquier sobretensión, evitando así que, en el peor de los casos, acabe colapsando y dejando de ofrecer el servicio.

En la actualidad, las redes no siempre son modernas y no podrían afrontar una situación así. Una posible solución sería expandir la infraestructura eléctrica para soportar cargas máximas mayores. Pero esto lleva inexorablemente a un coste elevado por parte de las compañías eléctricas.

Otra alternativa sería prevenir que la red se vea inundada con grandes cantidades de electricidad. Ello implicaría almacenar la “electricidad sobrante” producida por los paneles solares de forma local, es decir, disponer de suficientes baterías.

La pregunta ahora será: ¿vale la pena para el operador de los sistemas fotovoltaicos invertir en esta tecnología? ¿Existen otras opciones de almacenamiento? ¿Se puede realmente estabilizar la red eléctrica comercial de esta forma?

Todas estas cuestiones han intentado ser contestadas por el investigador Philipp Heer, de la organización Empa. Heer utilizó para ello datos de medición procedentes de un operador de Dübendorf, en Suiza, y estudió dos tipos de baterías: baterías de ion litio y baterías de agua salada del tipo cloruro de níquel sodio, también conocidas como baterías ZEBRA.

En sus simulaciones por ordenador, Heer calculó 160 escenarios diferentes, variando en cada caso el tamaño de las baterías así como de todo el sistema completo, que podía estar basado en un solo dispositivo de almacenamiento centralizado de baterías o en varios dispositivos de almacenamiento de baterías descentralizados.

red Eléctrica comercial

En el caso estudiado, en Suiza, y en principio en los demás países, existen dos partes con diferentes intereses. Por un lado están los operadores de redes eléctricas, que trabajan con aquellas de voltaje medio y bajo para distribuir la electricidad a los consumidores.

Existen 650 en ese país, y entre todas cubren unos 200.000 km de redes. Su objetivo es minimizar el riesgo de apagón en la red, sin tener que expandirla para acomodar una carga máxima que podría esperarse solo de cuando en cuando.

Por otro lado, están los consumidores, que producen simultáneamente electricidad con sus paneles solares. Su objetivo es minimizar el coste de la energía, y ello implica que la electricidad que producen es aquella que consumirán cuando los costes de energía sean más altos. Cuando las tarifas bajan mucho, deja de interesarles inyectar electricidad a la red.

Soluciones para contentar a las dos partes

¿Cómo se podrían usar baterías estacionarias de tal modo que ambos lados se beneficiasen? Imaginemos un día soleado: los sistemas fotovoltaicos proporcionan energía durante el día, por ejemplo, cuando muchos residentes ni siquiera están en casa.

Inyectar la electricidad en la red tiene inconvenientes para los dos lados: los consumidores necesitarán comprar de nuevo electricidad por la noche a un precio más alto, y los operadores de las redes tendrán que expandirlas para poder acomodar la sobretensión.

Pero si la electricidad autoproducida es almacenada temporalmente en baterías locales, los consumidores pueden consumirla por la noche de forma gratuita, liberando al mismo tiempo presión sobre la red.

Pero claro, las baterías también tienen desventajas. Su eficiencia no es del 100%. Tendría más sentido optimizar los controles de las baterías para acomodar los diferentes intereses de varios propietarios, en vez de solo maximizar el ahorro para el consumidor/productor individual.

Dichos controles optimizados cargarían las baterías precisamente cuando se añadiese más energía a la red que la que se sacara de ella. Y eso compensaría: un gran sistema de almacenamiento compartido a base de baterías sería beneficioso para ambas partes.

El futuro podría estar, por tanto, en sistemas de baterías a gran escala, propiedad de varios consumidores, e incluso de los operadores de las redes, para compartir sus ventajas, protegiendo a estas últimas y al mismo tiempo abaratando los costes de consumir electricidad en los momentos que de otra forma esta sería demasiado cara.

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link Telegram y dale click a +Unirme.
Además sigue nuestro perfil en
Facebook
Twitter
Linkedin
Instagram
Pinterest

 

Parques Eólicos en España. ¿Donde encontrar?

parques eólicos

España, ha sido uno de los países líderes y pioneros en el tema de los Parques Eólicos.

Aprovechar el viento para producir electricidad lo ha situado también como un país muy avanzado en las soluciones tecnológicas y de energías renovables se refiere.

Ya que, permite su integración en la red y su uso de forma eficiente contribuyen al desarrollo sostenible.

Luego de 30 años de instalarse el primer aerogenerador en España, logró situarse como el primer (1er) país del mundo en abastecerse de energía eléctrica como fuente principal durante todo el año (2013), obteniendo resultados de producción total del 20,9%.

En el país existen grandes operadores de jerarquía en relación a la instalación de la energía eólica y las potencias instaladas.

Algunas de ellas reconocidas por su diversificación en las energías renovables, lo que conlleva a que España sea unos de los centros principales del sector.

Para el año 2016, España se ubicaba como el 2do país europeo en potencia eólica operativa y el 5to del mundo.

Sumando una potencia instalada de 23.026 MW, suministrada por un gran número de parques eólicos instalados a lo largo del territorio.

Muchas de las regiones han sido partícipes del saber aprovechar el potencial que puede generar el viento.

La comunidad autónoma de Castilla y León, es la que produce mayor energía eólica y lidera el ranking de instalaciones en todo el territorio español.

A continuación, mencionaremos por provincia la potencia instalada, y cantidad de parques solares, así mismo detallaremos algunos ejemplos de los Parques eólicos:

  Potencia instalada (MW) Cantidad de Parques Solares
Andalucía 3.396 153
  Almería 523 19
  Cádiz 1.356 85
  Granada 406 19
  Huelva 383 14
  Jaén 15 1
  Málaga 574 25
  Sevilla 136 6
Aragón 1.895 87
  Huesca 282 10
  Teruel 226 9
  Zaragoza 1.386
Asturias 514 21
Castilla-La Mancha 3.807 139
Castilla y León 5.818 243
  Ávila 258  
  Burgos 1.926  
  León 443
  Palencia 826  
  Salamanca 182  
  Segovia 62  
  Soria 1.229  
  Valladolid 262
  Zamora 629  
Cantabria 38 4
Cataluña 1.438 47
  Barcelona 750 2
  Lérida 405 1
  Tarragona 283 12
Galicia 3.330 161
Islas Baleares 3.650 2
La Rioja 447 14
Murcia Región 262 14
Navarra 1.004 49
País Vasco 151 7
  Álava 81 2
  Vizcaya 44 3
  Guipúzcoa 26 2

 

Las comunidades que suman más parques eólicos son:

En primer lugar: Castilla y León (243), segundo Galicia con (161), tercero Andalucía (153) y en cuarto lugar Castilla-La Mancha (139).

De acuerdo a datos suministrados por la Red Eléctrica de España, las siguientes regiones generan el 69,75% de la energía eólica en España, liderando así la producción de este tipo de energía.

Entre ella podemos mencionar para producción de años anteriores:

  • Castilla y León: 12.274 GWh
  • Castilla-La Mancha 8.388
  • Galicia 8.314
  • Andalucía 6.450.

También podemos mencionar algunas de las empresas o sociedades promotoras que ejecutan los parques eólicos:

  • Acciona Energía, Iberdrola Energías, Aldesa Energías Renovables, Gamesa Energía.
  • Gas Natural Fenosa Renovables, Investigación y Desarrollo de Energías Renovables (IDER), entre otras.

Además, es importante mencionar que el país representa el 18% de la potencia instalada en Europa.

Y produce aproximadamente el 22% de toda la electricidad de la Unión Europea.

Algunos estudios destacan que, una vez desarrollado un parque eólico, se empiezan a realizar flujos positivos de recuperación de la inversión después del quinto año, según el grado de financiación, los tipos de interés y la inflación.

Sin embargo, se puede lograr a una rentabilidad del 12% anual.

Considerando que la velocidad media del viento debe ser superior a 7 m/s, los intereses y diferenciales no lleguen a superar el 7%.

 

Detalles de algunos Parques Eólicos:

*Castilla y León:

            -Nombre del Parque: El Manzanal

-Provincia: León.

-Potencia instalada (MW): 33,75

-Cantidad de turbinas eólicas: 45

-Sociedad promotora: E.E del bierzo.

-Marca Aerogenerador: VESTAS

           -Nombre del Parque: Peña el Gato

-Provincia: León.

-Potencia instalada (MW): 50

-Cantidad de turbinas eólicas: 25

-Sociedad promotora:  Energías Especiales del Alto Ulla.

-Marca Aerogenerador: VESTAS

*Galicia: 

           -Nombre del Parque: Monte Redondo

-Provincia: La coruña

-Puesta en servicio: 2001

-Potencia instalada (MW): 48

-Cantidad de turbinas eólicas: 66

-Propietario: Gas Natural Fenosa Renovables

 

Futuros Proyectos de Parques Eólicos.

En España, 26 proyectos de construcción de parques eólicos se sumarán este año.

El desarrollo equivaldría a 667 MW que se adjudicaron a la subasta eólica ejercida en mayo del 2017.

La empresa encargada para ejecutar las obras es Gas Natural Fenosa Renovables, sumarían con estos proyectos 854 MW de potencia instalada.

La empresa no solamente se ha destacado por el desarrollo en el sector eólico sino también en el de fotovoltaica y minihidráulica.

Los parques eólicos nominados por dicha empresa estarán instalados y distribuidos por siete comunidades:

  • Andalucía (1), Cádiz, potencia: 26,00
  • Aragón (2), Teruel y Zaragoza, potencia: 59,00
  • Navarra, (2) potencia: 49,50
  • Cataluña (3), Tarragona, potencia: 90,00
  • Castilla y León (10), Burgos, Zamora, Valladolid, potencia: 356,60
  • Extremadura (1), Cáceres, potencia: 39,90
  • Galicia (7), Lugo, La Coruña, potencia: 232,80

La inversión para estos proyectos será de 700 millones de euros y se basará en el 22% de la potencia subastada.

Los tiempos estimados para iniciar será en el presente año y culminados en el 2019.

Durante toda la vida útil de los parques, los propietarios de los lugares donde se pretende sacar provecho de la energía del viento, obtendrán algunos beneficios o cuantía.

Siempre y cuando estén bajo acuerdo con los propietarios de las empresas ejecutoras o asociaciones.

Ejecutar todos estos proyectos mencionados anteriormente no solamente ha significado años de esfuerzo para todas las empresas involucradas sino también ha implicado a muchas a personas a través de los puestos de trabajo.

Cifras que con la integración de muchos proyectos más podría incrementarse.

La finalidad de los parques eólicos es disminuir el impacto ambiental.

Sin tener que estar diseñados a favorecer a algunos sectores, o las empresas por encima de los propietarios, sino todo lo contrario.

A pesar de que algunos aerogeneradores están diseñados para una vida útil de 20 años, es bueno considerar también mejorar las instalaciones, o repotenciarlas en vez de excluirla o eliminarlas.

Tomar en cuenta el desmantelamiento y la sustitución de las maquinas por unas de mayor eficiencia lograría extender la vida útil de los mismo.

Uno de los objetivos principales es garantizar una mayor seguridad para las personas y el entorno.

Mantener la viabilidad económica y su continuidad.

De igual forma sería un punto positivo que las compañías globales quienes desarrollan proyectos de energías renovables colaboren entre si.

Con la intención de adentrar aun mas en el mercado de las nuevas tecnología o a mejorar las ya existentes en pro del bienestar de todos los involucrados.

Así mismo, suponiendo que en el futuro cercano se sumen nuevos planes de parques eólicos o se impliquen próximos contratos, mayor serán las exigencias, la calidad, competitividad y los resultados positivos que traerán consigo en el área económica, social y ambiental.

La extensión de vida de los parques eólicos, un nuevo reto para la eólica en España

El crecimiento de las energías renovables es fundamental para la Unión Europea para lograr un modelo energético descarbonizado. La energía eólica en España representa el 21,9% de la energía instaurada en el conjunto del parque generador y este posee el cuarto lugar en volumen de generación renovable.

Se dice que España es un país pionero en la energía eólica, por lo que se dice  que algunos de sus parques pasaran en el año 2020 los 15 años de vida previstos. El declive de dichos parques se muestra como un reto para el segundo país de la Unión Europea con mayor capacidad eólica instaurada.

Conforme los últimos datos de la AEE “Asociación Empresarial Eólica” la nación española ha sido la segunda fuente de fabricación eléctrica en el año 2018 a nivel europeo.

Este con una capacidad de 1.123 parques eólicos repartidos en 807 municipios la eólica impide la emisión de 25 millones de toneladas de CO2 al año, con 20.306 aerogeneradores que están instaurados en España que cubren el 19% del consumo eléctrico.

Una potencia que es sin duda fundamental que localiza al sector eólico español como uno de los más capacitados para lograr con plenas garantías los objetivos europeos del año 2030.

A pesar de la buena información y de la competitividad de nuestro país en los términos de energía eólica, La nación debe hacer frente a uno de sus grandes retos: el declive de sus parques eólicos.

Junto con  los países Dinamarca y Alemania, España debe razonar mecanismos para extender la vida de sus parques eólicos. Muchos de ellos, lograran superarar en el año 2020 los 15 años de vida.

También, el crecimiento y la innovación tecnológica juegan un papel esencial. La evolución de las tecnologías para definir el estado real de los aerogeneradores.

Big Data, Machine Learning, así como el mejoramiento en los tipos de cuidados y procesos son primordiales para sacar  provecho al máximo de los activos existentes, dando una gran rentabilidad al parque eólico y un beneficio directo al usuario.

¿Qué alternativas existen ante la finalización de la vida útil de un parque eólico?

Las opciones más habituales son la repotenciación o bien alargar la vida de los aerogeneradores del parque. La repotenciación básicamente consiste en reemplazar los aerogeneradores por otros nuevos que están más avanzados, en dimensión, potencia y eficacia.

Por otro lado, la prolongación de vida útil se basa en extender la vida del parque sobre la vida útil documentada, lo que supone un mejoramiento operativo de los aerogeneradores existentes, sustituyendo algunos elementos concretos o implementando nuevos reglamentos en la operación y cuidados, con el objetivo de lograr la máxima seguridad en su actividad.

No existe una opción más o menos apropiada para determinar qué hacer con los aerogeneradores una vez sobrepasada su vida útil certificada.

Necesitara en gran modo del tipo de arquetipo de negocio de cada industria. En clave de futuro, la obligación de evolucionar hacia un tipo de cuidado inteligente será esencial para disminuir el declive de los aerogeneradores.

No importa cual sea la decisión que este tomada, solo existirá un elemento que se sustentara en el tiempo: la seguridad. Dada su antigüedad de los parques y el limite de mercados actuales, la obligación de dirigirse a expertos en materia de orientación es fundamental.

Alberto Santos y David Torres, veteranos en Asesoría Técnica en energía eólica de TÜV SÜD España afirman: (Conforme con nuestra experiencia almacenada), la gran parte de los aerogeneradores pueden seguir su operación tras expirar su lapso de vida útil con un cambio menor en reparaciones o relevo de elementos.

Igualmente, un análisis de la extensión de vida de un parque eólico nos permite al operador dibujar una imagen realista de los precios de reparación y cuidados para la vida útil  que resta de sus motores. Un esencial punto a tener en calculo en su estrategia de servicio”.

España incrementa su consumo energético un 1,8% en 2018 y reduce un 1,6% sus emisiones de CO2

El gasto energético en la nación de España aumento un 1,8% el pasado año, si bien las emisiones de dióxido de carbono CO2 disminuyeron un 1,6%, a disconformidad de lo sucedido a nivel mundial, ya que estas emisiones incrementaron un 2% en toda la tierra.

Se dice en el informe realizado por‘BP Statistical Review of World Energy 2019’, mostrado este jueves en el Auditorio de la Fundación Francisco Giner de los Ríos en Madrid, que desvela un incremento de la solicitud global de energía del 2,9% respecto al año 2017.

En España, el cambio más importante en el consumo de la energía tuvo registró en la hidráulica, donde los registros de precipitaciones arrojaron la solicitud de esta tecnología un 87,4%,  esta pasando a representar un 5,6% de la energía adquirida frente al 3% del año 2017,  un récord negativo de la hidráulica.

Frente a esta, el consumo de carbón, se disparo en el año 2017 como suplente de la energía hidráulica, este cayó un 17,3% en el año 2017; el gas bajo un 0,8%, y la energía nuclear  también lo hizo en un 4,3%.

De esta manera, el ‘mix’ de adquisición energética en la nación dejó al petróleo con un 47,13% de la solicitud, el gas natural con un 19,14%, las energías renovables eólica tanto como la solar con un 11,32%, la nuclear con 8,91%, el carbón con un 7,87%, y final la hidráulica un 5,63%.

Correspondiente a la fabricación eléctrica, esta cayó en España con un 0,2%, con las energías renovables Eólica tanto como la solar como fuente con mayor peso en el ‘mix’ de fabricación eléctrica 25,7%, esta en seguimiento del gas natural (20,8%), la energía nuclear con  (20,2%),  también el carbón (14%) y la energía hidroeléctrica y el petróleo finalmente con (5,7%).

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones

 

 


Call Now Button