Entradas

Ionity: Puntos de recarga ultrarrápida para vehículos eléctricos.

ionity

IONITY, como red de carga de alta potencia líder en Europa para vehículos eléctricos (VE) instala miles de estaciones mejoradas.

Hoy en día recargar los vehículos eléctricos es un tema de mucho debate, ya que uno de los factores limitantes que abogan los usuarios, es la cantidad de puntos de recarga o cargadores para coches eléctricos (electrolineras, fotolineras).

El hecho es que la infraestructura de recarga de vehículos eléctricos no es tan abundante como se espera, además, es muy competitiva en precios y en velocidad.

La velocidad a la que se pueden recargar los VE actuales está limitada por factores tales como el tamaño de su batería, el voltaje que el paquete puede aceptar y la corriente del cargador.

Se consideran cinco tipos de recarga según la velocidad de esta, es decir, cuánto tiempo lleva recargar las baterías, que depende directamente de la potencia disponible.

  • Recarga super-lenta, cuando la intensidad de corriente se limita a 10 A o menos por no disponer de una base de recarga con protección e instalación eléctrica adecuada. La recarga completa de las baterías de un coche eléctrico medio, unos 22 a 24 kWh de capacidad, puede llevar entre diez y doce horas.
  • Recarga lenta, también se puede llamar convencional o recarga normal, se realiza a 16 A, demanda unos 3,6 kW de potencia y recarga esas mismas baterías entre 6 y 8 horas.
  • Recarga semi-rápida, en inglés se suele llamar quick-charge, menos rápida que la fastcharge. Se realiza a una potencia de unos 22 kW. Renault apuesta bastante por este tipo de recarga, por ejemplo, con su cargador de bajo coste Camaleón, compatible con el Renault ZOE. La recarga puede llevar una hora u hora y cuarto.
  • Recarga rápida, la potencia que se demanda es muy alta, entre 44 y 50 kW. La recarga de esos 22 a 24 kWh de baterías puede durar aproximadamente 30 minutos, pero lo normal es que no se haga una recarga del 100% sino en torno al 80% o 90%.
  • Recarga ultra-rápida, la potencia de recarga es muy elevada, y en unos cinco o diez minutos se pueden recargar las baterías. Las baterías de iones de litio no soportan la temperatura tan elevada que provoca este tipo de recarga pues deteriora gravemente su vida útil.

Pero, los cargadores ultrarrápidos destruyen a los anteriores.

El cargador rápido, puede agregar 75 millas en 30 minutos, según el operador de la estación con sede en Los Ángeles EVgo Services LLC.

Un cargador de VE público típico, de baja velocidad, ofrece aproximadamente 20 millas de distancia de conducción por hora en el enchufe.

Sin embargo, los cargadores de vehículos eléctricos ultra rápidos pasaron de ser “experimentales” a ser fabricados y utilizados en las calles como es el caso de Ionity.

Los cargadores de automóviles más avanzados disponibles, prometen entregar un VE listo para continuar en solo minutos.

Los fabricantes de automóviles y las compañías de energía están liderando el lanzamiento global de estaciones de carga ultra rápidas para atraer a los consumidores hacia los vehículos que funcionan con electricidad.

IONITY construye puntos de recarga ultrarrápida para vehículos eléctricos.

Se están instalando estaciones a lo largo de las autopistas desde Shanghai hasta Alemania y California, con la capacidad de cargar lo suficiente para un rango de manejo de 20 millas (32 kilómetros) en un minuto.

Esta red de carga rápida europea IONITY ya tiene operativas 71 estaciones de carga, y 48 en construcción, pero el plan establecido para 2020 es que en Europa, estén existentes aproximadamente 400 estaciones.

La asociación con Cepsa, anunciada en Julio de 2018, fue con el fin de instalar 100 puntos de recarga en España y Portugal en un lapso de 2 años para las estaciones de servicios de la compañía española petrolera.

De hecho, en el mapa de estaciones de Ionity (en España) aparece específicamente una Cataluña a las afueras de Lérida y otra en Ariza, Zaragoza, ambas estaciones en proceso de construcción.

ionity

Las estaciones tendrán las siguientes capacidades y características:

  • Un promedio de 6 puntos de carga por estación.
  • Uso del estándar de carga CCS europeo.
  • Una capacidad de carga de alta velocidad de hasta 350 Kw (promete un tiempo de carga siete veces más rápido comparado con un cargador habitual (50 kW)).

Los vehículos eléctricos representarán más de la mitad de todas las ventas de autos nuevos en 2040.

A medida que bajen los precios y mientras la vida útil de la batería y los rangos de manejo aumenten, este resultado se llevara a cabo según información presentada por Bloomberg NEF.

Para satisfacer la demanda de energía, se necesitan alrededor de $50 mil millones de inversión en equipos de carga hasta 2030, de acuerdo a información suministrada por McKinsey & Co.

Volkswagen AG, Tesla Inc. y Ford Motor Co. se encuentran entre los fabricantes de automóviles que gastan en cargadores de alta velocidad con miras al futuro. 

Los paquetes de energía actuales no son compatibles con los cargadores más rápidos, y los primeros VE que puedan utilizar completamente las nuevas bombas no se estrenarán hasta más adelante este año.

Sin embargo, las compañías automotrices están empujando a los fabricantes de baterías para que se pongan al día y ayuden a disipar las inquietantes preocupaciones de los consumidores de que los vehículos eléctricos no pueden realizar viajes largos e ininterrumpidos y que los automovilistas enfrentan largas e incómodas esperas para recargarse sobre la marcha.

Además de Ionity, existen otras empresas desarrolladoras de cargadores ultrarrápidos para coches eléctricos.

Electrify America, una unidad de Volkswagen creada bajo un acuerdo en el escándalo de emisiones del fabricante de automóviles, está gastando $ 2 mil millones en estaciones de servicio en los EE. UU. Durante una década, e instaló su primer cargador ultrarrápido en Chicopee, Massachusetts, en mayo del año pasado.

Tesla, que tiene más de 12,000 cargadores en todo el mundo, está aumentando la velocidad de sus propias unidades de reabastecimiento de combustible para reducir hasta en la mitad el tiempo en la bomba. La actualización promete agregar hasta 75 millas de carga en cinco minutos, aun retrasando a los modelos ultrarrápidos.

Vehículos que pueden manejar la energía de los cargadores ultrarrápidos.

Si bien pueden pasar años antes de que se generalicen los paquetes de baterías capaces de manejar la sobrecarga de energía de los cargadores ultrarrápidos, algunos nuevos vehículos eléctricos pueden hacerlo:

Kona Electric de Hyundai Motor Co. y I-Pace de Jona de Rover Automotive Rover de Hyundai ya pueden recargar más rápido que las generaciones anteriores.

La marca Porsche de Volkswagen presentará su auto eléctrico Taycan a fines de este año. Es el primer vehículo capaz de aprovechar al máximo los cargadores más rápidos, con una batería más grande y la capacidad de operar a un voltaje más alto.

Los fabricantes de automóviles quieren cargadores ultrarrápidos como los de Ionity porque quieren que esto esté preparado para el futuro, ya que es un plan a media plazo.

Para 2030, puede haber demanda de más de 20 millones de bombas de carga de VE públicas, según las previsiones de la Agencia Internacional de Energía.

,

Fotolineras: estaciones de servicios para vehículos eléctricos.

fotolineras

Las fotolineras son estaciones de servicios de carga para vehículos eléctricos. Pueden parecer una típica estructura metálica donde se aparcan los coches, pero va mucho más allá.

Probablemente hayas escuchado el término de electrolineras (centros de carga conectados a la red eléctrica), pero lo que las diferencia de ellas es que las fotolineras adquieren la energía mediante paneles solares fotovoltaicos instalados en el techo.

Las electrolineras solares o fotolineras ofrecen la recarga mediante un sistema limpio, económico y capaz de autoabastecerse.

Estos puntos de recarga son bastante ecológicos y lo más importante es que contribuye a la cultura energética que está emergiendo.

En vista de que el sector de los vehículos eléctricos está en crecimiento, se hace más imprescindible en la sociedad la instalación de puntos de recarga.

Actualmente, las fotolineras están siendo consideradas muy eficientes y eficaces porque suponen un ahorro significativo de combustible y de conexión eléctrica convencional para las empresas de servicios, pues, están incorporando a sus flotas los vehículos eléctricos.

Compartimos contigo nuestro episodio de podcast sobre el articulo

 

¿Por qué instalar fotolineras?

  • Las fotolineras presentan ciertas ventajas y la más importante de todas es que es 100% renovable, porque se alimenta mediante la energía solar para abastecer a vehículos que son eléctricos.
  • Pueden ser usadas por cualquier tipo de vehículo eléctrico: coches 100% eléctricos, vehículos híbridos enchufables, motocicletas, etc.
  • Su sistema le permite vender a la red la energía generada que no se utiliza, específicamente cuando no hay vehículos operativos en el punto de recarga.
  • El único coste económico sería por instalación y mantenimiento, que no es muy costosa y tampoco complicado de ejecutar.
  • Recargar los coches eléctricos en estas instalaciones suponen 5 veces menos del gasto, en comparación con la gasolina.
  • Además de poder autoabastecerse, los usuarios pueden hacer cualquier otra actividad mientras el vehículo esta enchufado recargándose, ya que su sistema automatizado se lo permite.
  • Estas estaciones de servicio para vehículos eléctricos también pueden instalarse en casa, y el excedente energético podría utilizarse para el hogar.
  • A medida que a los coches eléctricos se le realizan mejoras, las fotolineras pueden adaptarse a esa evolución porque los sistemas pueden ser de carga lenta (6~8 h para recargar una batería de 24 kWh), semi-rápida (3~4 h) o rápida (15~30 minutos).
  • Las fotolineras pueden ir desde las más básicas con un punto de recarga hasta las más completas.
  • Aquellas que son completas incluyen los siguiente:

-Varios puntos de recarga.

-Un dispositivo para la gestión de la compra-venta de energía.

-Banco de baterías para no depender de la red eléctrica.

-Seguidores solares.

-Gestor de sombras para aprovechar al máximo la luz solar.

Costos y ahorro económico.

Para una instalación de autoconsumo el presupuesto total estimado para la instalación sería aproximadamente de 16.725,94€. Esta fotolinera contendría unos 27 módulos fotovoltaicos (por ejemplo, el modelo SolarWorld SW 300 Mono) de 300W y tomando como producción de la zona 1450 kWh/ kWp (ej. Castellón de la Plana), resultando una instalación de 8,1 kWp.

Otro ejemplo extraído de Enerlogy es una fotolinera V-Charger de 5 kW, compuesta por 24 módulos fotovoltaicos, un inversor, dos puntos de carga tipo 1 o tipo 2 y un conector tipo Suchko. Tendría una producción anual de 7.800 kWh media aproximada.

Si tenemos como referencia la autonomía de un vehículo eléctrico de 199 kW con una carga de batería de 24 kWh con la energía generada se pueden recorrer 64.675 km/año. Además, se ahorra un consumo medio de gasolina de 5 l/100 km (coste de la gasolina aprox. 1,2 €/l) lo que equivale a 3.880 €/año.

España se suma a las instalaciones de fotolineras.

España es uno de los países con mayor proporción de estaciones de carga conectadas a la red (electrolineras), sin embargo, el volumen de fotolineras ira creciendo proporcionalmente con la venta de vehículos eléctricos.

  • Madrid

Específicamente en el Real Jardín Botánico Juan Carlos I, en la Universidad de Alcalá de Henares, se encuentra la primera fotolinera instalada en 2011, bajo la responsabilidad de SDK Sendekia, quienes además diseñaron no solamente la estructura sino también el software.

En esta fotolinera se pueden recargar hasta 4 vehículos y 5 bicicletas eléctricas, además el puesto de recarga dispone de una aplicación para teléfono móvil que puede mostrarle al usuario el tiempo de recarga y la hora en que debe retirar el vehículo.

El proceso tiene un tiempo de duración de ocho horas a diez minutos, en función del sistema de recarga y la capacidad de almacenaje de la batería.

fotolineras

  • Murcia

La participación de Cieza Esfera Solar S.L y la Universidad Politécnica de Cartagena se puso en marcha la primera fotolinera de la Región de Murcia y su instalación posee un sistema de acumulación de baterías y además permite el monitoreo mediante aplicación móvil.

Con una inversión total que asciende a 13.000 euros, los 20 paneles fotovoltaicos de 250 Wp tienen la capacidad de producir energía con solo el 4 o 5% de radiación solar, con una potencia máxima de 6000 W y la potencia nominal del inversor de 10.000 w.

fotolineras

  • Barcelona

En el área metropolitana de Barcelona, municipio de Molins de Rei, se instaló la primera fotolinera bidireccional con puntos de carga y almacenamiento energético, de hecho, es la primera de éste tipo y fue proyectada y financiada por el AMB.

Su instalación se llevó a cabo en un aparcamiento deportivo municipal, destinado para la recarga de vehículos eléctricos, pero cuando no requieren de su uso, la energía se utiliza para el centro deportivo.

La infraestructura tiene un monitor que muestra en tiempo real todos los parámetros de producción y consumo de energía, pero está reservada para vehículos privados y para la flota del ayuntamiento.

Además de poseer baterías de almacenamiento, tiene un kit de recarga bidireccional o V2G 8vehículo a red).

Este kit permite que la energía se inyecte a la red desde la batería de un vehículo eléctrico conectado a la fotolinera.

fotolineras

 

Actualmente, son muchísimos los proyectos y las cantidades de fotolineras instaladas, se espera que el sector de la energía solar fotovoltaica y los vehículos eléctricos, continúen trabajando de la mano para un mundo más ecológico.

Para otros proyectos relacionados visita la categoría: Energía del sol. 

Estaciones de carga de vehículos eléctricos: área de interés para grupos comunitarios.

estaciones de carga de vehículos eléctricos

Las estaciones de carga de vehículos eléctricos como dispositivos físicos (electrolineras) son cada vez mas requeridos por el continuo crecimiento de la utilización de vehículos eléctricos, especialmente para el Reino Unido.

La cifra ha aumentado en los últimos cuatro años, con casi 60,000 autos enchufables registrados en 2018. ¡La electromovilidad está creciendo!

Zap-Map muestra que se dirigen a 20,000 puntos de recarga públicos del Reino Unido (infraestructura de vehículos eléctricos) a fin de respaldar este cambio a vehículos eléctricos. Sin embargo, que mucho camino por recorrer.

Hasta la fecha, la inversión en estaciones de carga de vehículos eléctricos (VE) ha sido impulsada principalmente por el sector público, particularmente en Escocia, con iniciativas como el proyecto Electric A9 a la cabeza.

Las organizaciones privadas han comenzado recientemente a invertir significativamente en los puntos de carga VE.

Además de esto, el creciente interés de los grupos de energía de la comunidad y las cooperativas brindan la oportunidad de aumentar el impulso, al tiempo que mantiene los beneficios de inversión en el área local.

Community Energy England, proporciona una visión general del ámbito energético comunitario, destaca los vehículos eléctricos y su estaciones de carga como un área de interés creciente para los grupos y cooperativas de energía de la comunidad.

Según su informe Estado del sector 2018 , hay aproximadamente 84,000 miembros de la comunidad comprometidos en Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte, que forman parte de 228 organizaciones comunitarias de energía.

Aplicación del modelo energético comunitario para las estaciones de carga de vehículos eléctricos.

Los grupos de energía de la comunidad y las cooperativas han financiado tradicionalmente la instalación de tecnologías de energía renovable, la mayoría de las veces en forma de paneles solares.

Los miembros de un grupo de inversión contribuyen al costo de capital de un activo generador de energía, como los paneles solares, sobre la base de que reducirá los costos de energía para sus miembros.

Luego, cualquier excedente de ingresos generado se puede reinvertir en otros proyectos.

Este modelo de inversión en la comunidad también puede funcionar para financiar la instalación de infraestructura de carga de vehículos eléctricos.

Los miembros del grupo de energía de la comunidad que contribuyen a los costos de instalación de la infraestructura de carga de VE pueden tener un uso exclusivo o preferencial de los puntos de carga que hayan ayudado a financiar.

Entonces, potencialmente, los miembros del grupo pagan menos, o nada, para usarlos.

Los no miembros también podrían usar los puntos de recarga, pero pagarían más para hacerlo.

El informe Estado del Sector 2018 se refiere a la existencia de 20 puntos de carga de VE de propiedad comunitaria y 5 VE de propiedad de la comunidad en 2017, pero es probable que este número ya sea mayor.

La creación de estaciones de carga de VE comunitarios financiados con energía proporciona un beneficio real.

Éste beneficio real destinado para un área local, mantiene una proporción mucho mayor de los ingresos dentro de la comunidad y la economía local.

Estos fondos se pueden reinvertir para instalar más puntos de carga de VE, a medida que continúa el cambio a vehículos eléctricos.

La electricidad proporcionada por los puntos de recarga financiados por la comunidad: cuando los grupos o cooperativas de la comunidad han invertido anteriormente en la generación de energía renovable, es probable que sea 100% renovable y posiblemente más barata de lo normal, ya que va directamente de sus paneles solares (energía solar) o turbinas eólicas a los puntos de carga.

estaciones de carga de vehículos eléctricos

Entonces, ¿por qué no hay más inversión en puntos de carga de VE de la comunidad ya?

Es probable que la principal barrera sea la falta de demanda a corto plazo, como estos grupos invierten en función de los requisitos de sus miembros, es poco probable que inviertan en la carga de vehículos eléctricos hasta que un número significativo esté utilizando vehículos eléctricos. También puede ser difícil asegurar ubicaciones para los puntos de carga.

Una situación de ganar-ganar potencial.

En estos casos, las autoridades locales tienen un papel clave que desempeñar en la creación de oportunidades para que los grupos comunitarios accedan a lugares adecuados.

Para las autoridades locales que buscan expandir su red de infraestructura de VE y apoyar el crecimiento de los vehículos eléctricos, el soporte a los grupos locales para instalar y administrar los puntos de carga públicos reduce las demandas de sus propias finanzas, al tiempo que beneficia a las comunidades locales.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies