Entradas

,

La eficiencia energética y la tecnología 5G

tecnología 5g

Aunque ha tardado, la tecnología 5G ya ha llegado a nuestro país. Si bien el año pasado Vodafone consiguió realizar la primera llamada mediante esta nueva tecnología, lo cierto es que aún tardaremos en tener una disponibilidad total de esta nueva tecnología

Uno de los temas más relacionados con el 5G (aunque parezca mentira) es la eficiencia energética y el consumo de electricidad.

¿Qué es el 5G?

El 5G es la generación de comunicación y transmisión de datos por telefonía móvil que sustituirá a la tecnología del 5G. Esta nueva tecnología va a ser más rápida y fiable que la actual, siendo posible transmitir hasta 1.000 veces la cantidad de datos que podíamos transmitir hasta ahora.

Esto nos va a permitir realizar muchas cosas que, en la actualidad, se encuentran limitadas por la velocidad o por el tamaño de las infraestructuras.

Los cambios del 5G

En términos generales, el 5G va a permitir una comunicación de datos más rápida, fiable y segura, llegando a ser instantánea. Si bien determinadas aplicaciones del 5G estarán destinadas a empresas o el sector público, lo cierto es que también va a suponer un gran cambio a nivel doméstico.

La velocidad del 5G será, como mínimo, veinte veces la del 4G. La descarga de datos o el visionado de vídeos en streaming será mucho más rápida.

Sin embargo, la mayor ventaja de este tipo de tecnología nivel doméstico será la aplicación del Internet de las cosas. En la actualidad, la domótica y los sistemas inteligentes permiten el ahorro y la eficiencia energética de cualquier inmueble. Sin embargo, hasta ahora estaba “capado” por la velocidad de los sistemas WiFi y la conexión móvil en los smartphone. Con la tecnología 5G esta barrera desaparece, por lo que la eficiencia energética derivada de los sistemas inteligentes será mucho mayor.

El consumo eléctrico de la tecnología 5G

En el último Mobile World Congress se llegó a una serie de conclusiones en este sentido:

  • El 5G requiere del triple de estaciones base para obtener la misma cobertura que el 4G. Esto se debe a que trabaja en frecuencias más altas.
  • El coste de estas nuevas bases es cuatro veces más que el de una base para el 4G.
  • Para que cada base consiga dar la misma cobertura, consumirá tres veces más.

Según datos generales, se estaría hablando de un consumo energético nueve veces mayor al del 4G. Esto se debe a que, para llegar a las velocidades del 5G, se requiere del triple de bases, las cuales consumen 3 veces más.

En el año 2017 se calculó que las redes de 4G consumieron unos 2.000 millones de dólares. Si extrapolamos estos datos al 5G, según los puntos anteriores, el consumo se dispararía a unos 18.000 millones de dólares.

Sin embargo, no todo son malas noticias. Como hemos dicho, a nivel doméstico, el 5G garantizará una mayor eficiencia energética gracias a los sistemas inteligentes.

Además, se está trabajando para que las antenas del 5G sean más pequeñas y capaces de dar cobertura a zonas mucho más amplias, por lo que serán necesarias menos antenas para la misma zona, disminuyendo el coste y el consumo.

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link Telegram y dale click a +Unirme.
Además sigue nuestro perfil en
Facebook
Twitter
LinkedIn
Instagram
Pinterest

Call Now Button