Entradas

Estaciones de carga de vehículos eléctricos: área de interés para grupos comunitarios.

estaciones de carga de vehículos eléctricos

Las estaciones de carga de vehículos eléctricos como dispositivos físicos (electrolineras) son cada vez mas requeridos por el continuo crecimiento de la utilización de vehículos eléctricos, especialmente para el Reino Unido.

La cifra ha aumentado en los últimos cuatro años, con casi 60,000 autos enchufables registrados en 2018. ¡La electromovilidad está creciendo!

Zap-Map muestra que se dirigen a 20,000 puntos de recarga públicos del Reino Unido (infraestructura de vehículos eléctricos) a fin de respaldar este cambio a vehículos eléctricos. Sin embargo, que mucho camino por recorrer.

Hasta la fecha, la inversión en estaciones de carga de vehículos eléctricos (VE) ha sido impulsada principalmente por el sector público, particularmente en Escocia, con iniciativas como el proyecto Electric A9 a la cabeza.

Las organizaciones privadas han comenzado recientemente a invertir significativamente en los puntos de carga VE.

Además de esto, el creciente interés de los grupos de energía de la comunidad y las cooperativas brindan la oportunidad de aumentar el impulso, al tiempo que mantiene los beneficios de inversión en el área local.

Community Energy England, proporciona una visión general del ámbito energético comunitario, destaca los vehículos eléctricos y su estaciones de carga como un área de interés creciente para los grupos y cooperativas de energía de la comunidad.

Según su informe Estado del sector 2018 , hay aproximadamente 84,000 miembros de la comunidad comprometidos en Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte, que forman parte de 228 organizaciones comunitarias de energía.

Aplicación del modelo energético comunitario para las estaciones de carga de vehículos eléctricos.

Los grupos de energía de la comunidad y las cooperativas han financiado tradicionalmente la instalación de tecnologías de energía renovable, la mayoría de las veces en forma de paneles solares.

Los miembros de un grupo de inversión contribuyen al costo de capital de un activo generador de energía, como los paneles solares, sobre la base de que reducirá los costos de energía para sus miembros.

Luego, cualquier excedente de ingresos generado se puede reinvertir en otros proyectos.

Este modelo de inversión en la comunidad también puede funcionar para financiar la instalación de infraestructura de carga de vehículos eléctricos.

Los miembros del grupo de energía de la comunidad que contribuyen a los costos de instalación de la infraestructura de carga de VE pueden tener un uso exclusivo o preferencial de los puntos de carga que hayan ayudado a financiar.

Entonces, potencialmente, los miembros del grupo pagan menos, o nada, para usarlos.

Los no miembros también podrían usar los puntos de recarga, pero pagarían más para hacerlo.

El informe Estado del Sector 2018 se refiere a la existencia de 20 puntos de carga de VE de propiedad comunitaria y 5 VE de propiedad de la comunidad en 2017, pero es probable que este número ya sea mayor.

La creación de estaciones de carga de VE comunitarios financiados con energía proporciona un beneficio real.

Éste beneficio real destinado para un área local, mantiene una proporción mucho mayor de los ingresos dentro de la comunidad y la economía local.

Estos fondos se pueden reinvertir para instalar más puntos de carga de VE, a medida que continúa el cambio a vehículos eléctricos.

La electricidad proporcionada por los puntos de recarga financiados por la comunidad: cuando los grupos o cooperativas de la comunidad han invertido anteriormente en la generación de energía renovable, es probable que sea 100% renovable y posiblemente más barata de lo normal, ya que va directamente de sus paneles solares (energía solar) o turbinas eólicas a los puntos de carga.

estaciones de carga de vehículos eléctricos

Entonces, ¿por qué no hay más inversión en puntos de carga de VE de la comunidad ya?

Es probable que la principal barrera sea la falta de demanda a corto plazo, como estos grupos invierten en función de los requisitos de sus miembros, es poco probable que inviertan en la carga de vehículos eléctricos hasta que un número significativo esté utilizando vehículos eléctricos. También puede ser difícil asegurar ubicaciones para los puntos de carga.

Una situación de ganar-ganar potencial.

En estos casos, las autoridades locales tienen un papel clave que desempeñar en la creación de oportunidades para que los grupos comunitarios accedan a lugares adecuados.

Para las autoridades locales que buscan expandir su red de infraestructura de VE y apoyar el crecimiento de los vehículos eléctricos, el soporte a los grupos locales para instalar y administrar los puntos de carga públicos reduce las demandas de sus propias finanzas, al tiempo que beneficia a las comunidades locales.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies