Entradas

El Ahorro económico de los edificios de biomasa en León

Edificios de biomasa en León

El uso de la biomasa como fuente de energía renovable, ha comenzado a dar pasos agigantados en el mercado de España con los Edificios de biomasa en León.

Como prueba, se muestran las ventajas que ofrece esta nueva fórmula energética que emplean los edificios de biomasa en León.

En el cual existen aproximadamente unas 40 viviendas cercanas a las calle Juan Madrazo.

Localidad en la cual recientemente la empresa Calor Erbi realizó sus instalaciones.

Lo que permite a los vecinos disponer de un considerable ahorro energético en sus facturas mensuales de hasta un 10%.

Punto mínimo sin haber tenido que realizar alguna inversión de forma inicial.

Estos edificios de biomasa en León, disponían de instalaciones de gasoil en la antigüedad.

Con el cual se alimentaba el sistema de calefacción y agua caliente sanitaria.

Con esta nueva fórmula, ha sido sustituida en un par de meses por la biomasa como fuente de energía renovable.

La cual emplea cinco calderas con una potencia energética de 280Kw y dispone de dos silos de pellets.

La nuevas instalaciones de biomasa han permitido aumentar el ahorro económico en León.

Las instalaciones recientes se destacan por su modelo de gestión energético.

En el que los vecinos no deben pagar por los pellets (fuente de energía renovable) que reciben.

Si no por los kWh que son consumidos por el edificio de biomasa en León.

También, la empresa Calor Erbi asume la inversión de instalar nuevos equipos para el uso de la biomasa como fuente de energía renovable.

Exigiéndole únicamente a la población local como pago, disponer de todos los servicios de esta empresa durante un determinado tiempo.

De esta manera, los ocupantes de estos edificios de biomasa en León han podido ahorrar mucho dinero.

El cual era destinado regularmente para las calderas de gasoil, las cuales estaban obsoletas por el tiempo.

Y a ello sumar que esta nueva tecnología permite ahorrar hasta un 10% en la factura energética de cada vecino.

Con respecto a las facturas energéticas que debían cancelar hace algunos meses.

Dado principalmente por dos razones:

1.- El costo del pellets representa menos de la mitad del costo del gasoil.

2.- La eficiencia energética de las nuevas calderas que operan con la biomasa como fuente de energía renovable  al ofrecido por las antiguas calderas.

Entonces, en el tiempo que el edificio de biomasa contaba anteriormente con calderas de gasoil.

El mismo consumía de 45000 litros a 51000 litros de gasoil anualmente.

Padeciendo de esta manera las incontrolables subidas del costo de este combustible.

Ahora bien, el edificio de biomasa en León nombrados así por el nuevo sistema basado en pagar por los kWh consumidos (los cuales son medidos mediante un contador energético), han establecido facturas energéticas mucho más estables.

Variando solamente con el consumo que realice cada edificio de biomasa en León.

Cabe destacar que el costo del pellet varía únicamente al año por las subidas de IPC.

Por lo tanto, este nuevo modelo de gestión energética que ha empleado la empresa Calor Erbi ha permitido a los inquilinos de los edificios de biomasa en León gozar de la externalización de los servicios: disposición de pellets, mantenimiento preventivo, etc.

Estas cinco calderas, son activadas en cadena, basados en el mayor y menor demanda energética del edificio.

Además de contar con sistemas de telegestión y alarma contra incendios.

También, disponen de un sistema de limpieza automático.

Donde se reducen las tareas de mantenimiento, disponiendo la misma caldera de la biomasa como fuente de energía renovable.

Y depósitos para los residuos de cenizas, las cuales se emplean para abono de plantas por los mismos inquilinos del sector.

Ventajas e inconvenientes de los edificios de biomasa en León

Aparte de los ahorros económicos que se pueden obtener (en algunos casos han llegado a 30%), de la comodidad que representa disponer de esta nueva gestión de servicio integral.

Y así prevenir las comunes alteraciones de las facturas energéticas de gas.

Debido al continuo incremento del costo del gas/gasoil.

Las instalaciones de biomasa como fuente de energía renovable, permiten otras ventajas adicionales.

Una de estas ventajas es que recientemente en el Real Decreto para la certificación de la eficiencia energética de los edificios existentes, las localidades que quieren disponer de esta gestión basada en la biomasa como fuente de energía renovable, podrán apreciar un mejoramiento continuo en los niveles de consumo energético mensual y además, revalorizarán el costo de los edificios de biomasa en León para futuros alquileres o ventas.

Por otro lado, la seguridad es otra ventaja significativa para este tipo de viviendas.

Teniendo en cuenta que en España suelen morir entre 20 a 25 personas por malas maniobras de combustión.

O explosiones ocasionadas en las calderas de gasoil.

Sin embargo, con las nuevas instalaciones de biomasa como fuente energía renovable, si llega a ocurrir un derrame de combustible; lo único que requerirá es una escoba para recoger el material que se haya caído fuera del silo de pellets.

También es importante, que se ha demostrado que en León, el reemplazo de la antigua instalación de calderas de gasoil por nuevas calderas de biomasa como fuente de energía renovable para los edificios de biomasa en León representan pocas molestias para los inquilinos.

Fueron instaladas en mes y medio, y en este lapso de tiempo el edificio no dejó de contar con el ACS y el servicio de calefacción, gracias a instalaciones auxiliares para solventar esta situación.

Por otra parte, con respecto a las desventajas de las calderas de biomasa como fuente de energía renovable:

Es la suma dificultad para encontrar el financiamiento adecuado para estos proyectos.

Tomando en cuenta los avances que se han logrado en cuanto a la eficiencia energética, la falta de inversión en España, ha hecho que las actuales empresas del sector de biomasa, que desean crear un futuro para esta nueva tecnología energética, se encuentren con un desarrollo poco sostenido debido a que los ingresos son reducidos.

La puesta por la biomasa

Delante a la corriente de opinión interesada que se quiere producir desde algunos ámbitos, sobre todo desde las grandes gasistas, la empresa de la biomasa no incendia los bosques.

Todo lo opuesto,  este lucha por limpiar y conservar en las mejores condiciones nuestros montes para asi evitar los incendios.

Igualmente, supone una buena fórmula para producir empleo en un país como España masacrado por el paro.

Existe una estimación que por cada persona que emplea la empresa del gas, la biomasa podría dar empleo a 15 personas, siendo igualmente estos empleos locales, lo que eludiría en muchos casos la despoblación de las áreas rurales y incrementaría los ingresos del Estado.

Teniendo todas estas ventajas, la empresa de la biomasa está descubriendo precisamente en la Administración una de las primordiales barreras para su expansión, poniéndole en muchas ocasiones dificultades tanto técnicas como políticas.

Para terminar con estas reticencias, iniciativas como el plan ‘bio-en-área’, en el que se reparten experiencias positivas de distintas partes de Europa, resultan ser apropiada para la buena marcha del sector.

Igualmente, está a punto de certificarse un nuevo marco normativo para los cultivos energéticos forestales cuya finalidad es facilitar y confirmar el suministro al sector energético.

La comunidad de Castilla y León es la sociedad con mayores recursos biomásicos de España, fundamentalmente por la repercusión de sus bosques la cual es 15% de la superficie arbolada nacional.

La Comunidad es incluso líder en el aprovechamiento de esos recursos con respaldo de sostenibilidad confirmando que sólo se corte lo que ecológicamente resulte apropiado y por métodos que se comprometan con el cuidado de las otras funciones de los montes, protección de la biodiversidad, del paisaje, etc.

Asimismo,  en Castilla y León cuenta con un creciente sector empresarial que incluso aspira a una posición de liderazgo. Como ejemplo, Castilla y León es líder nacional en fabricación de pellets, con 7 plantas que poseen una capacidad para fabricar el 19% del total nacional.

En conjunto con la apuesta de la Junta por este modelo de energía, también sobresale la aprobación del proyecto de Bioenergía de Castilla y León, el primer proyecto específico que se aprueba en España.

Tan solo 10 regiones de casi 300 de la Unión Europea cuentan con un escrito de planificación de este modelo, y una de ellas es Castilla y León.

Se basa específicamente de un proyecto transversal, realizado de forma conjunta por 3 Consejerías: Economía y Empleo EREN“, la Agricultura y GanaderíaITACYL” Fomento y Medio Ambiente, y con una extensa colaboración del sector más de 100 entidades y industrias.

En él se aprecia un holgado abanico de acciones precisas, que van desde el ámbito de la regulación, del modelo que deben dar las Administraciones Públicas en la aplicación de esta energía, incentivos a los clientes potenciales y agentes del sector.

La sensibilización y transmisión, fomento de la innovación y favorecimiento de la propuesta de materia prima.

Las redes de calor con biomasa en España

Conforme con los pronosticos del Observatorio Nacional de Calderas de Biomasa, España podrá contar con 704 redes de calor con biomasa en el año 2020, un 95% más solo tres años, consiguiendo como referencia la cifra (362) al cierre del año 2017.

El plan de la Diputación de Girona que ha accedido integrar la biomasa en 85 edificios de 50 municipios; la red de calor de Cuéllar, de más de tres kilómetros de longitud o la de Móstoles que provee de calefacción y agua caliente a 2.500 casas, son algunos de los ejemplos.

No obstante, el incremento de la potencia instaurada será de más del doble, con 860.757 KW en el año 2020, frente a los 401.057 KW que se registraron en el año 2017, según los pronósticos del Observatorio Nacional de Calderas de Biomasa.

El calculo estimado para la obra de la primera fase es de 4.058.779 euros, a lo que se añadiria un millón de euros más en cada una de las sucesivas fases.

Los inmuebles, situados en la zona norte del municipio, corresponde tanto a la Junta como al Ayuntamiento, y entre ellos representan centros educativos, sanitarios, instauraciones deportivas y los edificios administrativos.

Asimismo, los bloques de casas de la zona con calefacción centralizada tendrán la probabilidad de conectarse a la red de calor.

En la primera fase se edificara la central de fabricación de energía térmica, en la que inicialmente se tendrá que instaurar una caldera de biomasa con una instauración preparada y diseñada para alojar otras dos calderas.

Estos generadores de calefacción serán de última tecnología y aprovecharan como combustible madera natural, en este caso chopo, el pino y el roble provenientes de masas forestales de la zona.

Inclusive, se edificara la red de conductos de distribución obligatoria para conectar todos los edificios públicos previstos, con una gran  capacidad de transporte de energía térmica idónea para la potencia máxima futura de la central de fabricación .

Se dice que dejarán previstas en la red de calor derivaciones para dispersar la misma a edificios privados de la zona interesados en conectarse.

Mientras en la segunda fase, se instaurara una segunda caldera de biomasa y se acrecentara la red de calefacción a nuevos edificios interesados en conectarse.

Aunque en una tercera fase, se acondicionara una tercera caldera de biomasa.

Esta red de calefacción no causa nuevas emisiones a escala local, ya que reemplaza a otras calderas que están al día de hoy en funcionamiento.

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link Telegram y dale click a +Unirme.
Además sigue nuestro perfil en
Facebook
Twitter
Linkedin
Instagram
Pinterest