Entradas

Proyecto Living Seawall proporciona un hábitat para la biodiversidad marina.

living seawall

El nuevo proyecto Living Seawall o ” rompeolas vivo ” es una solución desarrollada por el fabricante de automóviles sueco Volvo.

Volvo, junto con el Instituto de Ciencias Marinas de Sydney y el Laboratorio de Diseño de Arrecifes, tiene como objetivo combatir la contaminación plástica del océano.

Cuando los bosques de manglares australianos dieron paso a los diques artificiales una gran cantidad de vida marina se perdió; con la destrucción de hábitats.

La Volvo Ocean Race ha llevado a cabo limpiezas de playas en todo el mundo para ayudar a combatir la contaminación plástica, pero no ha sido suficiente para salvar los océanos.

Compartimos contigo nuestro episodio de podcast sobre el articulo

 

No es un secreto para la humanidad que actualmente la contaminación de los mares es uno de los mayores problemas ambientales y la cantidad de plástico que se arroja cada día al mar, impacta negativamente a todo el ecosistema marino; y su principal contribuyente es el ser humano.

Operar de forma sostenible y utilizar las energías de forma eficiente; son unos de los objetivos de las empresas que cada día van tomando conciencia sobre la problemática de la contaminación y la necesidad del reciclaje.

Pero, actualmente Living Seawall trabaja para contrarrestar ese daño.

Solución a la contaminación con Living Seawall

La solución es la técnica de impresión de 50 placas en 3D que asemejan la estructura de la raíz de los árboles de mangle.

El dique Marino está compuesto por tejas hexagonales en forma de mosaico, con estructura entretejida; y reforzadas con fibras plásticas recicladas.

Estas tejas son fijadas con pernos a un dique de contención tradicional, y su superficie se cubriría al nivel del mar, de tal manera que quede cubierto por las mareas de forma natural.

living seawall

living seawall

Este dique Marino vivo-o activo- ayudaría a conservar mares y océanos, ya que, debido a la contaminación por los desechos plásticos y el deterioro de los cuerpos de agua, la micro- biodiversidad en el océano ha disminuido; y poner en marcha este proyecto Living Seawall contribuye a revertir este daño.

Un ejemplo de este deterioro es que el 50% de la costa artificial en Sydney no permite el desarrollo y/o crecimiento de microorganismos, debido a que los hábitats han sido reemplazados por barreras marinas y degradados por la contaminación.

Es bueno mencionar que a pesar que el primer Living Seawall ha sido instalado en Sydney Harbour; estas estructuras podrían tener sentido en muchas otras partes del mundo.

Living Seawall, tiene como objetivo agregar complejidad a la estructura de diques existentes.

De igual forma, proporcionar un medio o hábitat adecuado para ayudar a la biodiversidad (vida marina) y atraer organismos que se alimentan por filtración.

Una vez que se imprimen las baldosas, se unen y se instalan a lo largo de la estructura de dique en Sydney; y como mencionamos anteriormente debido a que asemejan las raíces de los manglares, los microorganismos se asentaran en las baldosas; obteniendo así el ecosistema perfecto para ellos, ya que se alimentaría del agua del océano y a su vez absorberían y filtrarían los contaminantes, sustancias tóxicas, purificando de ésta manera el agua.

A pesar de que no se puede eliminar por completo todos los contaminantes que se encuentran en los océanos y mares, la idea es ir sumando en acciones, promoviendo el crecimiento de fauna y flora, ya que cada baldosa pueda albergar miles de millones de microorganismos que funcionan en conjunto, dando como resultado el desarrollo y fuerza de la biodiversidad y la purificación activa.

El monitoreo del dique vivo se realizará durante los próximos 20 años para analizar el impacto en el fortalecimiento de la biodiversidad y de la calidad del agua, expresaron los investigadores.

Nuestros océanos están en peligro

Un camión de basura de plástico ingresa a los océanos del mundo cada minuto, y más de la mitad de la costa de Sydney es artificial.

Los hábitats ricos y vibrantes han sido reemplazados por diques y degradados por la contaminación plástica.

Existe tanto plástico en el mar como tal que los científicos dicen que simplemente no es posible descartarlo todo.

Derribar los diques tampoco es viable. Resolver problemas ambientales requiere un pensamiento moderno y divergente.

Por esta razón es que nos hemos afiliado con la academia de Ciencias Marinas de Sydney y el Laboratorio de bosquejos de Arrecifes para crear el Muro de contención viviente.

¿Por qué el malecón viviente?

Diseñado para imitar la estructura de la raíz de los árboles de mangle nativos, Living Seawall agrega complejidad a la estructura existente y proporciona un hábitat para la vida marina.

Esto ayuda a la biodiversidad y atrae a los organismos que se alimentan por filtración que realmente absorben y filtran los contaminantes, como las partículas y los metales pesados, manteniendo el agua “limpia”.

Cuantos más organismos tengamos, más limpia será el agua.

Azulejos con textura de manglar para eliminar la contaminación de mares y océanos

La contribución de Volvo para ayudar a los océanos.

Volvo ha realizado un esfuerzo para que los mares y océanos sean un poco más saludables. De momento, ha prohibido el uso de plástico de un sólo uso a nivel mundial en todas sus oficinas.

A partir de finales de este año se espera que no se use plástico de un sólo uso ni en las cantinas, ni en las oficinas, ni en las fábrica, ni en los eventos relacionados con la empresa.

Pero no solo quiere reducir los efectos negativos de la contaminación plástica, también busca ayudar a revertirlos.

Actualmente su plan es poner en marcha el proyecto Living Seawall. Y de esta manera ayudar a restaurar la micro-biodiversidad en el océano.

El 50% de la costa artificial en Sydney impide el crecimiento de microorganismos que ayudan a mantener la buena salud de los océanos.

Volvo se convierte en un nuevo y entusiasta miembro en la lucha para salvar los océanos. En asociación con el Instituto de Ciencias Marinas de Sydney y Reef Design Lab. han desarrollado un azulejo que quiere ayudar a conservar mares y océanos.

El daño ecológico que causa a los océanos la contaminación plástica equivalente s un camión de desechos plásticos cada minuto, es inmenso. Para la humanidad la solución para revertir este daño es casi inimaginable.

La contribución de Volvo para ayudar a los océanos.

Volvo ha realizado un esfuerzo para que los mares y océanos sean un poco más saludables. De momento, ha prohibido el uso de plástico de un sólo uso a nivel mundial en todas sus oficinas.

A partir de finales de este año se espera que no se use plástico de un sólo uso ni en las cantinas, ni en las oficinas, ni en las fábrica, ni en los eventos relacionados con la empresa. Pero no solo quiere reducir los efectos negativos de la contaminación plástica, también busca ayudar a revertirlos.

Actualmente su plan es poner en marcha el proyecto Living Seawall. Y de esta manera ayudar a restaurar la micro-biodiversidad en el océano.

El 50% de la costa artificial en Sydney impide el crecimiento de microorganismos que ayudan a mantener la buena salud de los océanos.

La idea de Volvo es impulsar el crecimiento de microorganismos, aportando a estos muelles artificiales un toque de biomimetismo. Todo esto a través de su proyecto Living Seawall.

Cómo funciona el proyecto Living Seawall.

Se trata de un dique marino vivo. Una combinación por tejas hexagonales en forma de mosaico, lo que da como finalidad una compleja organizada entretejida que imita las raíces de los bosques de manglares.

Utilizando un molde impreso en 3D se moldean primeramente las baldosas de hormigón.

Después se montan muros marinos que promueven el crecimiento de microorganismos. Se dice que microorganismos van a las baldosas como lo harían a las raíces de los manglares.

Los microorganismos se alimentan del agua del océano, purificándola de sustancias químicas y toxinas.

Cada baldosa puede albergar miles de millones de microorganismos que funcionan al unísono.

No es fácil eliminar por completo los contaminantes de mares y océanos. Se busca promover el crecimiento de fauna y flora, para potenciar la biodiversidad del océano y se purifique de forma activa.

Las principales amenazas que afectan a la biodiversidad marina están íntimamente relacionadas con el hombre y las actividades que desarrolla. Un conjunto de cinco causas distinguidas que causan la pérdida de biodiversidad marina son:

Pérdida, fragmentación o cambio del hábitat

Sobreexplotación

Contaminación

Introducción de especies invasoras

Cambio climático

Desde 1963 la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) publica la lista roja de especies amenazadas.

Esta lista es un inventario donde se recogen todas las especies animales y vegetales amenazadas a nivel mundial, además de indicar el grado de conservación. Este documento se ha convertido en una herramienta fundamental para la conservación y la investigación de la biodiversidad,

Biodiversidad Marina en números

Son cerca de las 3.000 especies marinas que la IUCN ha determinado que se encuentran desafiadas un 17% de especies de tiburones, rayas y quimeras y el 13% de los meros por efecto de la sobrepesca y el by catch.

Además existen seis especies de tortugas marinas amenazadas por problemas de desaparición de los huevos debido a la alteración del hábitat y a la depredación.

Por otro lado, en el mar las tortugas sufren capturas tanto específicas como accidentales, accidentes con los deshechos y con las embarcaciones que provocan su muerte.

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link Telegram y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en
Facebook
Twitter
Linkedin

Instagram

Pinterest

 

En el vídeo que te presentaremos a continuación, podrás ver su instalación.