Entradas

Conoce la nueva planta de transformación de biomasa en Béjar

planta de transformación de biomasa

Béjar es una ciudad de la provincia de salamanca, la cual se ha predispuesto para el aprovechamiento de los pastos para la creación de energía limpia a traves de la planta de transformación de biomasa.

Favoreciendo el turismo del medio ambiente, impulsar el desarrollo de los pueblos y fijar la población en su medio rural.

Mediante la instalación de una planta de transformación de biomasa.

En la actualidad, se ha planteado la instalación de una planta de transformación de biomasa en la ciudad de Béjar.

Lo cual ha dado inicio al despertar del interés de los residentes de la zona.

La fuente de información conocida como Béjar al día, se dio la tarea de contactar al ingeniero agrícola y profesional en energías renovables y energías eficientes, Carlos Sanz.

Ésto con la finalidad de analizar el impacto que supone la instalación de una planta de transformación de biomasa para la generación de energías limpias.

De acuerdo con la investigación, se estima que las plantas de biomasa forestal representan un importante punto de desarrollo.

Para las zonas involucradas, incentivan a que el pasto, los cuales actualmente se encuentra en estado de abandono, permanezcan limpios.

Conserven su juventud y estén protegidos, es decir, se trata de una manera sostenible para aprovechar la biomasa como fuente de energía renovable.

Y al mismo tiempo conservar la fauna y flora originarias de la zona; e impulsar al mismo tiempo el turismo del medio ambiente.

Además, una planta de transformación de biomasa representa un proceso de generación de energías limpias y renovables.

Estudios realizados anteriormente, estiman que una planta consume durante su ciclo de vida la misma cantidad de dióxido de carbono (CO2), que se genera cuando este es quemado.

Entonces, una vez convertida en pellets, briquetas o astillas las cuales son las diversas formas en que puede ser compactada la biomasa como fuente de energía renovable de acuerdo al tamaño.

Y es utilizada para generar calor para hornos, calderas y chimeneas.

Por otra parte, las plantas de biomasa forestal representan un ahorro energético para la población.

Ya que está establecido a precios por debajo de la competencia para el consumidor comparado con los altos costos del empleo de combustibles fósiles.

Y a su vez, no están sujetos a las variaciones del mercado que padecen el gas y el petróleo.

Además, otro motivo para que la planta de transformación de biomasa en Béjar sea una opción viable, para impulsar el desarrollo de los biocombustibles, es que desarrolla riquezas para el territorio mismo.

En vez de que esta sea aprovechada por las empresas multinacionales.

LA APUESTA POR LA BIOMASA COMO FUENTE DE ENERGÍA RENOVABLE

Se considera que en la actualidad se invierta en plantas de biomasa forestal para la generación de energías limpias.

Impulsando el consumo de equipos de energía térmica a partir de pellets y monte, ya que, ha ido en aumento la concienciación social de proteger el medio ambiente.

Y las administraciones están tomando en cuenta esto, apoyando el desarrollo de una planta de transformación de biomasa.

De lo anterior, se declaró que Béjar cuenta con un presupuesto de 3 millones de euros para el mejoramiento de la eficiencia energética en edificios y comunidades de la zona.

Presupuesto otorgado por la consejería de economía y hacienda y el fondo europeo de desarrollo regional (FEDER).

A su vez, serán mayores las consecuencias para aquellas industrias que contribuyan o generen emisiones de CO2 a la atmósfera.

DESARROLLO DE LA PLANTA DE TRANSFORMACION DE BIOMASA COMO PROYECTO ATRACTIVO

En la actualidad, los precios de las calderas en el mercado es normal y las instalaciones son sencillas de hacer.

Porque se utilizan en los sistemas de alimentación para la calefacción en las residencias de la zona.

Para que esta sea sustituida por una que puede trabajar con biomasa forestal para la generación de energías limpias, mediante la programación de la alimentación con pellet o astillas.

Esto hace que sea una tecnología ideal para ser instalada en liceos, instituciones de salud, edificios públicos y centros con consumos estables.

No solo en ciudades, sino que el biocombustible permite que se pueda emplear para estufas de centros comerciales.

Y en pueblos pequeños de escasos recursos financieros.

La planta de transformación de biomasa, con respecto a su tamaño depende de la biomasa forestal con la que se quiere trabajar.

En base a esto, se debe estimar la cantidad de biomasa que se puede obtener en un año.

Y a partir de allí estimar las dimensiones más adecuadas para la planta de transformación de biomasa.

Ahora, se debe considerar la ubicación de la planta la cual sería el polígono industrial, por su fácil acceso desde la autovía.

Y aunque lo primordial al principio será disminuir los costos por transporte y favorecer el autoconsumo de la zona.

Es lógico esperar que si todo marcha correctamente y la demanda es suficiente:

*Los precios en la compra de biomasa llegaran a interesarle a propietarios de establos, para el cultivo de biomasa.

Tomando en cuenta que existen dos poblaciones importantes cerca de Béjar que son Salamanca y Plasencia.

Respecto al trabajo, esta planta de transformación de biomasa requerirá de empleos de calidad técnica en ingeniería agrícola o forestal.

Por lo tanto, impulsará la formación de personal profesional en la rama forestal.

Y técnicos mecánicos para el mantenimiento de la maquinaria requerida.

Además, en el campo generará varios puestos de trabajos para recoger las cosechas de biomasa.

Los cuales pueden ser trabajadores propietarios de los terrenos o el personal que los mismos contraten.

También la planta puede tener los suyos propios. Todo esto va a depender exclusivamente del plan de negocio de la empresa en cuestión.

Lo que sí es seguro, es la necesidad de personal capacitado.

Con la capacidad de diferenciar el material que se utilizara para la planta transformadora de biomasa y cuales son ejemplares para conservar o proteger.

Un proyecto viable

En cuanto a los lugares de trabajo, una planta de tamaño medio dependerá diversos empleados fijos con perfiles técnicos de Ingeniería Agrícola o Forestal,  También  de personal de Formación Profesional de la rama forestal y técnicos de cuidado de la maquinaria.

Pero lo más significativo será la labor en el terreno, que puede crear considerables empleos para la tarea de la recogida de la biomasa, estos diligentes podrán ser los propios propietarios de los campos o que sean ellos quienes los contraten.

Igualmente la planta puede tener los suyos propios, eso dependerá del tipo de negocio que la industria que está efectuando el plan de viabilidad considere más posible, después de haber dialogado con todos los agentes sociales que se interponen en el proceso de extracción, como los Ayuntamientos y propietarios de los montes.

Lo que es obligatorio es que debe tratarse de profesionales adecuadamente formados, que estos sepan diferenciar cual es el material que debe ir a la planta transformadora y qué ejemplares deben custodiar y protegerse, Carlos Sanz cree que es muy importante conservar el equilibrio y no pasar del abandono a la sobreexplotación de los bosques.

Los diligentes serán los encargados de confirmar que se produzca la biomasa ahora y también en el futuro, por lo que es obligatoria una gran profesionalización y sensibilización para que sean responsables de que el monte debe emplearse bien y servirá para colaborar a fijar población en el presente, pero también para abonar la riqueza futura de Béjar y su comarca.

La Transformación de la biomasa en energía

Hay muchas formas para convertir la biomasa en energía que se pueda utilizar, pero hay dos de ellas que al día de hoy se aprovechan más.

Métodos termoquímicos

  • La Combustión: existe cuando incineramos la biomasa con mucho aire 20-40% superior al teóricoa una temperatura que esta entre los 600 y 1.300ºC.

Es la manera más básica para reponer la energía de la biomasa, de donde salen gases calientes para fabricar calor y poderla emplear en nuestra vivienda, en la empresa y para fabricar la electricidad.

  • La Pirólisis: se trata de descomponer la biomasa aplicando el calor a unos 500ºC sin oxígeno. A través de este procedimiento se consiguen gases formados por hidrógeno, óxidos de carbono e hidrocarburos,  los líquidos hidrocarbonatos y  los residuos sólidos carbonosos.
  • Este proceso se aplicaba hace ya años para hacer carbón vegetal.

 

  • La evaporacion: esta existe cuando nosotros hacemos ignición y se producen los diferentes componentes químicos: monóxido de carbono (CO), dióxido de carbono (CO 2), hidrógeno (H) El metano (CH 4), en medidas distintas. La temperatura de la gasificación puede estar entre los 700 y 1.500ºC y el oxígeno entre un 10 y un 50%.

Conforme se emplee aire u oxígeno, se crean dos métodos de gasificación diferentes. Por un lado, el gasógeno o “gas pobre” y por otro el gas de síntesis. La consideración de este es que puede convertir en combustibles líquidos metanol y gasolinas.

Por eso se están haciendo mayores esfuerzos que tienden a mejorar el procedimiento de gasificación con oxigeno.

Co-combustión: Se basa en la aplicación de la biomasa como combustible de ayuda mientras se realiza la ignición de carbón en las calderas. Con este procedimiento se disminuye el consumo de carbón y se reducen las emisiones de CO 2.

Métodos bioquímicos

Estos se llevan a cabo empleando distintos microorganismos que degradan las moléculas. Se usan para biomasa de alto volumen en humedad. Los más corrientes son:

  • Efervescencia alcohólica: practica que apoya en la fermentación de hidratos de carbono que se hallan en las plantas y en la que se consigue un alcohol (etanol) que se puede aprovechar para la industria.
  • Efervescencia metánica: es la digestión anaerobia sin oxígeno de la biomasa, donde la materia orgánica se pudre (fermenta) y se origina el biogás.

La Producción de energía térmica

Son sistemas de ignición directa. Estas se utiliza para dar calor, que se puede obtener directamente para, por ejemplo, cocinar los alimentos o secar  por completo los productos agrícolas.

Igualmente se pueden aprovechar para hacer vapor para la empresa o para fabricar electricidad.

El Impacto ambiental de una central de biomasa

La biomasa es la única fuente de energía que aporta un equilibrio  de CO 2 favorable, siempre y cuando la adquisición de la biomasa se efectué de una forma renovable y sostenible, de manera que el consumo del recurso se haga más lentamente que la capacidad de la Tierra para restaurarse.

De esta manera, la materia orgánica es apta de conservar durante su crecimiento más CO 2 del que libera en su ignición, sin aumentar la concentración de CO 2.

No obstante se dice que la capacidad energética existente en el planeta sería idónea para cubrir todas las dependencias energéticas, esta no se puede aplicar en su totalidad, ya que exigiría la explotación a gran escala de los recursos forestales.

Esto haría irrealizable conservar el consumo por debajo de la capacidad de resutaracion, lo cual disminuiría muy considerablemente la energía neta resultante y conduciría a una extenuación de dichos recursos a la vez que daría sitio a efectos medioambientales negativos.

Los efectos fabricados serian tales como la deforestación y el incremento notable de emisiones de CO 2,  lo que implicaría una contribución de: