Entradas

Ionity: Puntos de recarga ultrarrápida para vehículos eléctricos.

ionity

IONITY, como red de carga de alta potencia líder en Europa para vehículos eléctricos (VE) instala miles de estaciones mejoradas.

Hoy en día recargar los vehículos eléctricos es un tema de mucho debate, ya que uno de los factores limitantes que abogan los usuarios, es la cantidad de puntos de recarga o cargadores para coches eléctricos (electrolineras, fotolineras).

El hecho es que la infraestructura de recarga de vehículos eléctricos no es tan abundante como se espera, además, es muy competitiva en precios y en velocidad.

La velocidad a la que se pueden recargar los VE actuales está limitada por factores tales como el tamaño de su batería, el voltaje que el paquete puede aceptar y la corriente del cargador.

Se consideran cinco tipos de recarga según la velocidad de esta, es decir, cuánto tiempo lleva recargar las baterías, que depende directamente de la potencia disponible.

  • Recarga super-lenta, cuando la intensidad de corriente se limita a 10 A o menos por no disponer de una base de recarga con protección e instalación eléctrica adecuada. La recarga completa de las baterías de un coche eléctrico medio, unos 22 a 24 kWh de capacidad, puede llevar entre diez y doce horas.
  • Recarga lenta, también se puede llamar convencional o recarga normal, se realiza a 16 A, demanda unos 3,6 kW de potencia y recarga esas mismas baterías entre 6 y 8 horas.
  • Recarga semi-rápida, en inglés se suele llamar quick-charge, menos rápida que la fastcharge. Se realiza a una potencia de unos 22 kW. Renault apuesta bastante por este tipo de recarga, por ejemplo, con su cargador de bajo coste Camaleón, compatible con el Renault ZOE. La recarga puede llevar una hora u hora y cuarto.
  • Recarga rápida, la potencia que se demanda es muy alta, entre 44 y 50 kW. La recarga de esos 22 a 24 kWh de baterías puede durar aproximadamente 30 minutos, pero lo normal es que no se haga una recarga del 100% sino en torno al 80% o 90%.
  • Recarga ultra-rápida, la potencia de recarga es muy elevada, y en unos cinco o diez minutos se pueden recargar las baterías. Las baterías de iones de litio no soportan la temperatura tan elevada que provoca este tipo de recarga pues deteriora gravemente su vida útil.

Pero, los cargadores ultrarrápidos destruyen a los anteriores.

El cargador rápido, puede agregar 75 millas en 30 minutos, según el operador de la estación con sede en Los Ángeles EVgo Services LLC.

Un cargador de VE público típico, de baja velocidad, ofrece aproximadamente 20 millas de distancia de conducción por hora en el enchufe.

Sin embargo, los cargadores de vehículos eléctricos ultra rápidos pasaron de ser “experimentales” a ser fabricados y utilizados en las calles como es el caso de Ionity.

Los cargadores de automóviles más avanzados disponibles, prometen entregar un VE listo para continuar en solo minutos.

Los fabricantes de automóviles y las compañías de energía están liderando el lanzamiento global de estaciones de carga ultra rápidas para atraer a los consumidores hacia los vehículos que funcionan con electricidad.

IONITY construye puntos de recarga ultrarrápida para vehículos eléctricos.

Se están instalando estaciones a lo largo de las autopistas desde Shanghai hasta Alemania y California, con la capacidad de cargar lo suficiente para un rango de manejo de 20 millas (32 kilómetros) en un minuto.

Esta red de carga rápida europea IONITY ya tiene operativas 71 estaciones de carga, y 48 en construcción, pero el plan establecido para 2020 es que en Europa, estén existentes aproximadamente 400 estaciones.

La asociación con Cepsa, anunciada en Julio de 2018, fue con el fin de instalar 100 puntos de recarga en España y Portugal en un lapso de 2 años para las estaciones de servicios de la compañía española petrolera.

De hecho, en el mapa de estaciones de Ionity (en España) aparece específicamente una Cataluña a las afueras de Lérida y otra en Ariza, Zaragoza, ambas estaciones en proceso de construcción.

ionity

Las estaciones tendrán las siguientes capacidades y características:

  • Un promedio de 6 puntos de carga por estación.
  • Uso del estándar de carga CCS europeo.
  • Una capacidad de carga de alta velocidad de hasta 350 Kw (promete un tiempo de carga siete veces más rápido comparado con un cargador habitual (50 kW)).

Los vehículos eléctricos representarán más de la mitad de todas las ventas de autos nuevos en 2040.

A medida que bajen los precios y mientras la vida útil de la batería y los rangos de manejo aumenten, este resultado se llevara a cabo según información presentada por Bloomberg NEF.

Para satisfacer la demanda de energía, se necesitan alrededor de $50 mil millones de inversión en equipos de carga hasta 2030, de acuerdo a información suministrada por McKinsey & Co.

Volkswagen AG, Tesla Inc. y Ford Motor Co. se encuentran entre los fabricantes de automóviles que gastan en cargadores de alta velocidad con miras al futuro. 

Los paquetes de energía actuales no son compatibles con los cargadores más rápidos, y los primeros VE que puedan utilizar completamente las nuevas bombas no se estrenarán hasta más adelante este año.

Sin embargo, las compañías automotrices están empujando a los fabricantes de baterías para que se pongan al día y ayuden a disipar las inquietantes preocupaciones de los consumidores de que los vehículos eléctricos no pueden realizar viajes largos e ininterrumpidos y que los automovilistas enfrentan largas e incómodas esperas para recargarse sobre la marcha.

Además de Ionity, existen otras empresas desarrolladoras de cargadores ultrarrápidos para coches eléctricos.

Electrify America, una unidad de Volkswagen creada bajo un acuerdo en el escándalo de emisiones del fabricante de automóviles, está gastando $ 2 mil millones en estaciones de servicio en los EE. UU. Durante una década, e instaló su primer cargador ultrarrápido en Chicopee, Massachusetts, en mayo del año pasado.

Tesla, que tiene más de 12,000 cargadores en todo el mundo, está aumentando la velocidad de sus propias unidades de reabastecimiento de combustible para reducir hasta en la mitad el tiempo en la bomba. La actualización promete agregar hasta 75 millas de carga en cinco minutos, aun retrasando a los modelos ultrarrápidos.

Vehículos que pueden manejar la energía de los cargadores ultrarrápidos.

Si bien pueden pasar años antes de que se generalicen los paquetes de baterías capaces de manejar la sobrecarga de energía de los cargadores ultrarrápidos, algunos nuevos vehículos eléctricos pueden hacerlo:

Kona Electric de Hyundai Motor Co. y I-Pace de Jona de Rover Automotive Rover de Hyundai ya pueden recargar más rápido que las generaciones anteriores.

La marca Porsche de Volkswagen presentará su auto eléctrico Taycan a fines de este año. Es el primer vehículo capaz de aprovechar al máximo los cargadores más rápidos, con una batería más grande y la capacidad de operar a un voltaje más alto.

Los fabricantes de automóviles quieren cargadores ultrarrápidos como los de Ionity porque quieren que esto esté preparado para el futuro, ya que es un plan a media plazo.

Para 2030, puede haber demanda de más de 20 millones de bombas de carga de VE públicas, según las previsiones de la Agencia Internacional de Energía.

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link Telegram y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en
Facebook
Twitter
Linkedin

Instagram

Pinterest